Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 65 invitados conectado
Home Año2 1997
Buscar

Boletin 026 3

Derechos Reservados.
D.R. ©1974-2002
González De la Vega
Comitán, Chiapas
Tel y Fax: (9) 632 02 00
Email: Editor del Boletín
Publicación quincenal 
Distribución gratuita.
Tiraje: 1,500 ejemplares
encabezado_boletin

PAGINA 3

Publicación sobre el pasado, presente y futuro de Comitán y la Región Fronteriza de Chiapas ®
Año Dos No. 26
1a Quincena de Julio de 1997
Fam. González De la Vega

JULIO... EPOCA DE ELECCIONES Y GRADUACIONES
Derechos Reservados. D.R. © Marta Dolores Albores Albores. Junio de 1997.

wlolita

Regresar al Contenido

 

 

 

 

 

 

 

Regresar al Contenido

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Regresar al Contenido

Para el día 6 de julio tendremos las elecciones de partidos políticos... Esto me hace recordar aquellos años cuando las mujeres no teníamos voto y que, en un domingo de elecciones, las mujeres debíamos permanecer encerradas en casa, porque era un día de peligro por posibles pleitos y, quizá, balazos y atropellos. Por lo tanto, debíamos ir a misa tempranito y luego a encerrarse en casa todo el día.

Recuerdo que en algunas esquinas ponían una mesa con sillas alrededor, papeles sobre ella, tres o cuatro señores y una pequeña fila de hombres pasando a escribir algo en unas papeletas. Esto lo veíamos a través de las ventanas, de donde éramos retiradas y reprendidas por estar mirando... esto sería por los años 28 o 30. De allí, que muchas mujeres de aquella época sientan el temor de ir a votar, pensando que sólo los hombres deben hacerlo.

Pero eso se acabó... ahora, daremos nuestro voto libremente y hasta podemos aspirar a ocupar un puesto político de altura.

En esta quincena también tendremos los exámenes y graduaciones en los diferentes planteles educativos, muy distintos también a los de aquellas épocas cuando en las escuelas particulares llegaban los papás a presenciar los exámenes orales, con el Señor Cura como invitado de honor.

Los exámenes eran orales y pasaba uno al pizarrón a escribir una oración y luego explicar que cosa era el artículo, adjetivo, nombre, pronombre... ahora ni se llaman así. El examen de aritmética también oral, consistía en efectuar una suma, resta o una regla de tres... Recuerdo la cara de satisfacción de nuestros maestros y papás. Luego, se pasaba a la exposición de trabajos manuales: bordados , tejidos, formas geométricas y mapas pintados con acuarela. Algunas alumnas recitaban, otras cantaban a coro y, por último, se presentaba la gimnasia en el patio de la escuela.

Los exámenes eran a últimos del mes de octubre, quedando de vacaciones noviembre y diciembre, para reanudar las clases el 2 de enero. Por lo tanto, en estos dos meses los que tenían fincas -que era la mayoría-, aprovechaban para llevar a la familia a “temporada” en la que efectuaban las tapiscas y otras cosechas. Las escuelas particulares no eran mixtas; por eso, las niñas iban por la tarde a la clase de costura, para lo que se tenían sillas chicas, cajas de costura, aros para bordar, agujas y dedales. Los niños, tenían actividades en diferentes talleres, como carpintería, donde el Maestro Mariano N. Ruiz enseñaba muchas pequeñas industrias.

En las escuelas al principio de los años 30, se cursaba hasta el sexto año y, en algunas, solo hasta el cuarto. No habían graduaciones como las de hoy, ni mucho menos anillos y bailes. Tampoco se conocían los Jardines de Niños. Fue hasta el año de 1933 o 1934 cuando se estableció el primero. Antes, a los 7 años empezaba uno la educación como párvulo. Ahora, los niños llegan al primer año muy bien preparados y, desde el jardín de niños, aprenden mucho y se hacen sociales... así no llegan llorando al primer día de clases de primaria.

Como algo muy especial y que recuerdo con gran cariño, fue el año en que en la escuela de Don Ramón Zepeda se presentó una velada para fin de curso. En esta escuela habían clases nocturnas para hombres y diurnas para mujeres; por lo tanto, en la velada los hombres presentaron una comedia: “Episodios de la Guerra Europea” y las mujeres cantamos en francés.

Fue tan emocionante para los papás oirnos cantar acompañadas del piano... desde luego, nadie entendió ni nosotras supimos que estábamos cantando, pero fue todo un éxito y pensaron que ya sabíamos otro idioma. Mucho después, en lo particular, intentamos aprender inglés con un libro que pedimos prestado... Empezamos un grupo de amigos a estudiar, pero todo lo pronunciábamos como estaba escrito. Así, cuando vimos que nadie que hablara inglés nos entendía, comprendimos que esto debe hacerse con un maestro que sepa enseñar.

Ahora nadie puede quejarse... hay de todo para aprender y superarse. Juventud y niñez: ¡ No lo desperdicien!.

wninas

 

 
-