Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 29 invitados conectado
Home Año7 2002 Boletin 150
Buscar

Boletin 150 4

Derechos Reservados.
D.R. ©1974-2002
González De la Vega
Comitán, Chiapas
Tel y Fax: (9) 632 02 00
Email: Editor del Boletín
Publicación quincenal 
Distribución gratuita.
Tiraje: 1,500 ejemplares
encabezado_boletin

PAGINA 4

Publicación sobre el pasado, presente y futuro de Comitán y la Región Fronteriza de Chiapas ®
Año Siete No. 150
1a Quincena de septiembre de 2002
Fam. González De la Vega

D-E-E-E-E-S-P-A-C-I-T-O
Derechos Reservados. Septiembre de 2002
D.R. © José Luis González Córdova

wjoseluis

Regresar al Contenido

 

Doña “Conchi” gustaba echarle el juelgo a sus quehaceres domésticos, con tal de tener tiempo para ir a comadrear un rato con las vecinas. Ni su dijunto esposo, don Panchito “metralleta” q.e.p.d., le pudo quitar esa costumbre, ¡ah! cómo le gustaba el argüende y tenía unas sus comadres tal para cual, también les encantaba comer gente.

A doña Conchi le quedaron dos niños que eran el mismito retrato de don Panchito, con decirles, que uno de ellos -el más grandecito-, heredó todo, hasta la forma aglomerada de hablar. Con mucha frecuencia le decía:
-Hijito, no hablés tan rápido, no se te entiende lo que decís. La gente se ríe de vos, ya lo viste que también te dicen “metralletita”.
-Simamitayavoyacambiarunpoquito.
-¡Ay ánima bendita!, ta’ difícil que cambiés.

En una de tantas ocasiones en las que doña Conchi estaba en alegre chismorreo, llegó corriendo el “metralletita” y le dijo: mamámamámihermanitoquierecagar. Doña Conchi se azareó y, con tono de disculpa, comentó, éste, hasta en lo mal hablado se parece a su papá. -orita voy indizuelo, y mejor que cuando yo llegue no estés, porque te voy a dar una zurra, de por sí que ya te tengo en salmuera.

El “metralletita”, con cara sorprendida, pensó: ¿qué le pasa a mi mamá?, si ella también habla igual. Total que, al llegar a su casa, doña Conchi entró casi junto con él y ya un poco más calmada le dijo: -mirá hijito, cuando yo esté con las comadres tené más tacto a la hora de decirme las cosas, ¿qué te costaba decirme: mamá, mi hermanito quiere cortar flores y yo ya voy a saber que quiere ir al baño?. Ponéte pue abusado, sino, te voy a poner pinto y pelado.

Al pasar de los días, surge otra vez la ocasión, y llega el “metralletita” a decirle a su mamá:
-mamámamámihermanitoyafueacortarfloresahoraquierequelelimpiéselflorero.

Ante la risa de las comadres, doña Conchi le contestó, decíle que ahorita voy. Cuando llegó a su casa, llamó al “metralletita” y le dijo: cómo sós de burro, esas cosas se dicen d - e - e - e - s - p - a - c - i - t - o, pero a vos te cuesta mucho trabajo, no sabés y no entendés.

En la siguiente ocasión vuelve a llegar corriendo el “metralletita” a decirle a su mamá: m-a-m-á, m-a-m-á, m-i h-e-r-m-a-n-i-t-o s-e m-e-t-i-ó u-n l-á-p-i-z e-n e-l t-u-t-i-s.

REMEMBRANZAS DE
NUESTRO PUEBLO
Derechos Reservados. Septiembre de 2002
D.R. © Rubén Guillén Ortiz

Regresar al Contenido

 

 

 

 

 

 

Regresar al Contenido

Platicando con una Señora de edad avanzada aquí en Comitán, me motivó enormemente con grandes recuerdos de lo nuestro. Hablando en clásico Comiteco antiguo -que yo entiendo perfectamente-, empezamos a platicar y la señora me dijo: “YA VIOSTÉ CUANTA GENTE SE ESTA MURIENDO AQUÍ EN COMITÁN, QUE ANTES NO SE HABÍA MUERTO”.

Sí, le dije yo, queriendo interpretar lo que me quiso decir; pero seguimos platicando de otras cosas que también han muerto. FIJESESTÉ que también el modo de hablar, ya no lo entienden las gentes nuevas que viven aquí y menos de los que no son de aquí. MIRESTÉ tengo un mi CHIQUITÍO que está muy TEMBELEC y lo llevé que lo viera el Doctor que es hijo de otro Doctor de los viejos, y yo fui cocinera en su casa y eso le dije a este Doctorcito; y me dijo, “que bueno que conociste a mi Padre” y yo le dije que no era Padre, que era Doctor como él. “ Bueno -dijo el Doctor- y ¿a que viene usted?”.

Y yo le dije, que le diera una mirada a mi CHIQUITÍO. “Mire usted -dijo el Doctor-, yo no se curar CHIQUITÍOS como dice usted, eso lo curan otros doctores”. Pero MIRESTÉ, si este muchachito que es mi nietecito es el que está malito; “¡Ah...-dijo el Doctor-, es el niño!”. Sí. “¿Qué tiene el niño?” dijo el Doctor. Pues VIERASTÉ le da deposiciones, es lombriciento, tataratea y esta muy dialtiro SHOLCO y TEGÜEREZ, no quiere comer y tiene CORRIMIENTOS . El Doctor dijo: “mire usted, vamos hacer unas pruebas de laboratorio para poder medicinar a su nietecito.

La Señora que platicaba conmigo me dijo: ¡que le parece que este Doctor no entendió nada de la enfermedad de mi CHIQUITÍO, le puse una lavativa y sulfato con hinojo y ahí esta trabajando de albañil. Será que no nos entienden como hablamos o no saben, porque cuando el Doctor papá de este Doctorcito le dije que estaba yo mala de la PEOR PARTE QUE TENEMOS, me dio un polvito, me le eché en mi PARTE y hasta ahora estoy ARRECHA. La Señora siguió diciendo ¡pobre la gente joven que vive en Comitán!. Cuando se enferman si no tienen dinero o parientes doctores para poderse curar “PARAN LAS PATAS EN DOS POR TRES” por eso ya no van a haber viejos y los jóvenes están muriendo antes que los viejos que quedamos.

Conclusión: Invito a todos los Comitecos y Comitecas (como dice Fox) a reunirnos y rescatar todo lo que se esta perdiendo en nuestro Comitán. Si analizan la platica con la señora que me encontré, tiene mucho de fondo y le podemos sacar RAJA.

 
-