Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 10 invitados conectado
Home Año6 2001 Boletin 128
Buscar

Boletin 128 8

comita7

comita8

LA MEJOR FORMA DE ESTAR EN FORMA
Derechos Reservados. Septiembre de 2001.
D.R. © Profr. Cuauhtémoc Alcázar C. Consejero Deportivo

La osteoporosis es una enfermedad que debilita los huesos y que se puede evitar con una alimentación equilibrada y con ejercicio moderado. A continuación, le sugiero una serie de alimentos que le proporcionarán nutrientes para unos huesos de acero.

Por qué se debilitan los huesos y cómo evitarlo: Calcio el gran constructor; vitamina K, la protectora desconocida; magnesio el amigo del calcio; estrógenos las hormonas verdes; vitamina D, la ayuda del sol; ácidos omega, las buenas grasas. Todo esto suena bonito, pero es lo que debe llevar una dieta balanceada. Esta sección “La mejor forma de estar en forma”, ha elaborado esto para usted.

Es recomendado beber entre 8 y 10 vasos de agua al día, sin embargo hay que tratar de no beber agua con las comidas sino después. Cuando comes, los ácidos actúan sobre las comidas y éstas pasan rápidamente por el estómago; si bebes un vaso de agua antes de la comida, los jugos gástricos se diluyen y son menos efectivos a la hora de actuar sobre los alimentos. Por eso si debes beber con las comidas, come primero algo que te llene el estómago para no disminuir la fuerza de los jugos gástricos, lo mejor sería beber el agua entre las comidas.

Después de platicar los 4 pilares de la nutrición, también es muy importante saber combinar los alimentos, no importa tanto lo que comas, sino cómo lo comes, si es que quieres hacer una dieta para bajar de peso, esto es muy importante.

comita9Comer frutas solamente cuando el estómago esté vacío, comer los alimentos que son del grupo proteínas-grasas con los vegetales, comer carbohidratos con vegetales, no combinar las proteínas-grasas con los carbohidratos, esperar tres horas entre comidas si vas a cambiar de proteínas-grasas a carbohidratos o al revés.

No te saltes nunca una comida, come al menos tres veces al día y en esta forma hazlo hasta que te sientas satisfecho(a) completamente. Con este programa puedes comer en tu casa o fuera de ella y así perder peso además te sentirás con más energía que antes.

Para entender mejor lo antes dicho, todo consiste en combinar las carnes, pescados, pollos y otras grasas, con las verduras. Combinar las pastas y harinas integrales con las verduras, no comer nunca una carne con una pasta o un pescado con un arroz, o un huevo con una pasta. La mayor gracia de esta dieta, que no es dieta en realidad, es que resulta adaptable a los tiempos en que vivimos. Y ahora si ¡buena suerte! Y buen provecho

 

“ELLOS” (Cuento 4 de 4)
Derechos Reservados. Septiembre de 2001.
D.R. © Daniel Meza Saborío


>> Viene de la página 7

José comenzó a relatar su historia desde su niñez, la vida con sus padres y otras cosas más. Pasó casi una hora de preguntas y respuestas con el psicólogo.

- Señor, usted es un privilegiado, muchos de los niños quisieran hablar con sus juguetes.

- Al diablo con eso doctor, ningún niño volvería a querer hablar con sus muñecos si hubieran estado en mi lugar por un segundo.

- Tal vez tenga usted razón, sinceramente no sabría decirle quien de los dos tiene la razón.

José frunció las cejas, un psicólogo no podría estarle hablando así a un paciente.

- Muy bien, me he agotado de jugar- dijo el doctor. - Vaya a su casa a jugar con sus juguetes, ellos lo extrañan mucho ¿no cree usted?

José abrió bruscamente los ojos por tan insolente respuesta, observó al doctor y al verlo soltó un grito de angustia, no podía creer lo que veía, en la silla donde debería de estar sentado el médico con quien platicaba estaba un oso de peluche vestido con una graciosa bata de médico y unos anteojos de plástico.

<< ¿Yo te puedo hablar así José ?>>

José volvió a escuchar al muñeco, pero esta vez estaba dentro de su cabeza de nuevo. Estaba sudando, le temblaba todo el cuerpo, su corazón parecía que iba a explotar, mientras que una mancha blanca crecía en su entrepierna, lo había vuelto a hacer después de tantos años, no gritaría esta vez, de todas formas nadie hubiera querido cambiarlo, al igual que cuando era más pequeño.

Ahora José tiene un nuevo hogar alejado de Comitán, alejado de Chiapas, quizás alejado del país. Vive en una gran mansión cerca de un bello bosque, pero él no puede disfrutarlo ya que vive amarrado a una camisa de fuerza. Las noches son sus favoritas, ya que él dice que es cuando llegan sus amigas, con las que platica y ríe toda la noche, según él son las únicas que saben entender su problema. Lo único malo era el trabajador que limpiaba su cuarto, ya que el aborrecía a sus amigas y al ver a una de ellas la mataba de inmediato diciendo: "Odio a las arañas, ¿cómo es que usted las quiere tanto?". Esos eran problemas con los que José tenía que lidiar, lo ponían furioso pero se tranquilizaba al pensar que después de todo estaba lejos de "ellos", ya no volverían a molestarlo por las noches, ni harían que manchara las sábanas.

<<Buenas noches José>>

- Buenas noches amiga-, respondió después de observar a la araña que caminaba por su rostro. FIN

 

 

WB00789_

 
-