Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 23 invitados conectado
Home Año6 2001 Boletin 125
Buscar

Boletin 125 8

Comita5

Comita6

LA MEJOR FORMA DE ESTAR EN FORMA
Derechos Reservados. Agosto de 2001
D.R. © Profr. Cuauhtémoc Alcázar C. Consejero Deportivo

Comita7Continuamos del número anterior, con dos pilares más de la nutrición:

Tercer pilar: Este es un grupo cuyos integrantes no aportan grandes cantidades de calorías o muchos macronutrientes, pero sÍ micronutrientes y otros elementos valiosos para la dieta. Se trata de las frutas y verduras frescas; de hecho, aportan carbohidratos simples y complejos; pero, además, son unas fuentes ricas de vitaminas, minerales y otros elementos. Además, es en este grupo de alimentos donde los científicos están descubriendo constantemente nuevas sustancias beneficiosas para la salud, como fitosoles, indoles, bioflavonoides, etc. Algunas de estas sustancias, como las encontradas en los vegetales de hojas muy verdes parecen ofrecer protección contra el cáncer y otras enfermedades.

Cuarto grupo: Por último en este grupo encontramos fundamentalmente los productos lácteos como la propia leche, queso, yoghurt, suero y huevos. Aquí también encontramos proteína completa de primerísima calidad, ninguna proteína mejor que los huevos, últimamente rivaliza con ellos el suero, este grupo también aporta grasa y algunas de las vitaminas liposolubles como la A y D. También, un elemento fundamental para la salud, el calcio.

La dieta equilibrada es aquella que se forma combinando estos cuatro pilares básicos de la nutrición para llegar al 50 por ciento de carbohidratos, 40 por ciento de proteínas y 10 por ciento de grasa. Los carbohidratos deben ser de preferencia complejos, con una cantidad de simples. De hecho, si combinas tu dieta con estos productos básicos, estarás prácticamente muy cerca de lo ideal, sin que tengas que hacer cálculos matemáticos en términos de porcentajes, este tipo de dieta te aportará todo lo que necesitas. Simplemente procura controlar tu nivel de grasa en la dieta, ya que esta aporta más del doble de calorías que los carbohidratos ó proteínas, pero ten por seguro que nuestro organismo también necesita la grasa para mantenerse sano. Si sigues una dieta variada no necesitarás nada más para estar con energía, sano y fuerte además de poder desarrollar un grado de buen volumen muscular.

Si te decides a utilizar suplementos nutricionales, que sean lo más naturales posibles; y ¡cuidado!, ninguno de ellos está destinado a sustituir una buena dieta, sólo son eso, suplementos para evitar carencias ó enriquecerlas más con ciertos nutrientes... Aquellos elementos que consideres que debes aumentar sin incrementar las calorías; por ejemplo, un complejo vitamínico mineral, enzimas digestivas, hígado desecado y proteína en polvo. Por lo consiguiente, si el deporte que practicas, lo haces con el ánimo de competir pero en serio, la dieta con suplementos te dará un magnífico resultado; o si lo haces solamente con el propósito de estar en forma, no pierdas el sentido común y de hecho mientras más básica y sencilla mantengas la dieta más saludable y efectiva será.

Los cuatros grupos de alimentos revisados aquí. Cualquier duda pregúntame me dará gusto poderte servir, sigue mi consejo y... buen provecho.

DD00919

“ELLOS” (Cuento 1 de 4)

Derechos Reservados. Agosto de 2001.
D.R. © Daniel Meza Saborío


El pequeño José volvió a gritar con todas sus fuerzas, hasta que escuchó los pasos de su madre que se acercaba. La puerta se abrió y apareció el rostro alterado de su madre.

- ¿Que pasó José?, ¡creí que ya eras un niño grande! ahora tu mismo lavarás tus sábanas. Y ahora, cambiate rápido mañana tengo que ir a trabajar temprano y quiero dormir un poco.

José comenzó a quitarse el pantalón y los interiores, se puso unos secos.

- Mamí...puedo dormir con ustedes?- pregunto sabiendo de antemano la respuesta.

- José tu papá y yo tenemos que levantarnos temprano, lo mejor será que te acostés y no estés pensando boberas, ¡los muñecos no hablan!

La mamá de José de un portazo hizo que éste comenzara a temblar de miedo, al ver que de nuevo estaba solo... o quizás no tan solo.

<<te lo dije Pepito, ellos no te quieren>>

- José volteó a ver a "Pedro", su pequeño peluche. Un irlandés de barba poblada. ¡Un hermoso duendecito! le dijo su Mamá el día en que se lo regaló.

<<No me veas con esos ojos, nosotros si te queremos>>

José se metió a su cama y se cubrió todo el cuerpo con sus sábanas secas. Pero dentro de su "guarida" estaba un intruso, su pequeño osito, "el señor oso".

<<¡ Te orinaste encima de mí mocoso!, ¿te gustaría que yo hiciera lo mismo contigo?>>

José de un salto salió de su cama. Estaba sudando, ya no le quedaban lágrimas y su oso le regañaba. En el suelo estaba un títere de madera, que apenas se lo habían comprado en la Feria de la Marimba y de las Flores.

<<José, ¿por qué no juegas con nosotros?, ¿es cierto lo que dicen tus padres?, que eres un... ¿amargado?. >>

José se hincó en el suelo. Una mancha negra oscurecía su entrepierna, lo había vuelto a hacer. Ya casi no le quedaban pantalones limpios.

- Esta vez no me van a perdonar- susurró para sí mismo.

A los cinco minutos se durmió... ¿o perdió la conciencia?

<<Ya se durmió Pepito, mañana jugaremos con él. Buenas noches, hasta mañana>>...

 

 
-