Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 58 invitados conectado
Home Año6 2001 Boletin 123
Buscar

Boletin 123 2

Editor5

“No tengas miedo de darte a los demás... todo regresará a ti”.

Anónimo

Editor6

Editor7
CARTAS DE NUESTROS LECTORES
Derechos Reservados. Julio de 2001 .
D.R. © Ing. Francisco Cancino Zebadúa

Estimado Xavier:

Primero, antes que nada, permíteme felicitarte por mantener en alto, dentro de tu boletín, el legado de la Libre Expresión y particularmente por la editorial del número ciento veintidós donde te refieres a que poca m... emoria de nuestros conciudadanos cuando de servicios se trata.

Es natural que cada quien defienda su bando y no vamos a discutir sobre la tecnología que posee un gigante de la comunicación, pero sí quisiera retomar y ampliar brevemente algo de lo que haces mención:

Internet de Comitán nació en el noventa y siete como un servicio a la comunidad, durante los primeros dos años no produjo utilidades, pero es obvio que NO se trata de una institución de caridad ni recibe subsidios, es, simplemente, una empresa; por lo cual tiene gastos de operación y además de generar fuentes de empleo LOCALMENTE debe ser autosuficiente y esto sólo es a través del cobro de sus servicios, pero ni así de simple es comprensible para quienes creen que únicamente son justificables las cuotas que imponen las compañías “de fuera”, aunque estas “cuotas” tengan un sin fin de gastos adicionales escondidos, Ah! pero eso sí, en cómodas mensualidades.

Desafortunadamente, muchas veces medimos la calidad sólo del lado que nos conviene; y es por eso que la mayoría de las personas únicamente pone atención en los precios y es por esto, también, que quienes explotan la mercadotecnia ofrecen servicios, que si analizamos son sólo “ilusiones”, como el caso de los tiempos ilimitados, ¿Crees que alguien se pase las 24 hrs, los 365 días navegando?.

Sabemos que, como empresa, no somos monedita de oro, que hemos tenido situaciones de fricción con algunos clientes, pero espero que ellos hagan conciencia de las condiciones en que se han generado dichos eventos y consideren que sólo han expuesto como excusa la parte económica y no el servicio.

Siempre te he comentado que, ante todo, he puesto la ética por delante del negocio y por esto sólo ofrecemos servicios reales; que tenemos capacidad de ir más allá de conectar tu equipo a la red; y que cada paso lo daremos, primero pensando en Comitán y después en nuestra empresa, que involucra a nuestros usuarios y los beneficios que ellos reciben.

No estoy en contra de alternativas para los usuarios, pero nuestro problema de Comitecos es que sólo competimos en lo que se puede llamar “negocios de pérdida”: si vemos que alguien vende algo inmediatamente hay varios que venden lo mismo y en lugar de ofrecer mejores servicios comenzamos a competir y a ver quien gana menos solamente bajando precios y al poco tiempo tenemos como resultado malos negocios que comienzan a cerrar.

 

 

DD00919

Por último, deseo asentar que afortunadamente Internet de Comitán es la única empresa que provee este servicio en nuestra región de manera amplia. Y no me refiero a que no existan otras compañías, pero ninguna de ellas EMPRENDIO conectar a Comitán cuando no se consideraba negocio, todas son una copia de la iniciativa que tuvimos hace ya más de cuatro años y solamente ofrecen la conexión; mientras que nosotros proporcionamos además de la conexión, el soporte técnico necesario, la tecnología para negocios que requieren compartir la señal de Internet, la elaboración de páginas y portales, servicios de Internet interactivos y la consultoría necesaria para sacarle provecho a la red de redes.

 

CARTAS DE NUESTROS LECTORES

Derechos Reservados. Julio de 2001 .
D.R. © Ing. César Saucedo

Con dedicatoria para el Sr. Oscar Bonifaz, por sus sabrosos tachilgüiles.

Estimado Xavier: de nuevo estoy por aquí enviándote un saludo. Me imagino que con el festival Balún Canán has de estar muy ocupado, ojalá tengan mucho éxito.

Quiero contarte una de las historias que nos platicaba con todos los detalles, mi amigo -el finado como el mismo decía- Mario Sujol, ilustre veracruzano de Coatzacoalcos y con un vocabulario muy pulido. El amigo Mario vivió algunos años en Apatzingán y de allí nos platicó-con un sabor muy especial- algunas anécdotas.

Había dos compadres a los que les gustaba mucho la cacería, en una ocasión se pusieron de acuerdo para salir un sábado hacia el Condémbaro, que es una montaña de una forma muy especial -parece una bola de masa con otra bola encima con otra bola encima- un poco hacia el rumbo de Lázaro Cárdenas.

Desde el viernes en la tarde se pusieron a velar sus armas como el Quijote, y el sábado antes de que saliera el sol ya estaban en camino. Ya en las faldas del Condémbaro prepararon sus rifle y escopeta y aguzaron el oído y la vista para detectar piezas mayores. El compadre Juan vio algo que se movió en un matorral y disparó, se acercaron y la caza había sido una liebre.

El compadre Pedro dijo - compadre la que sigue es mía, no vaya usted a disparar-. Siguieron caminando y allá tras unos árboles y unos matorrales vieron un bulto grande. El compadre Juan comenzó a prepararse, lo vio el compadre Pedro y le dijo “órale pinche compadre! ya le dije que este es mío.

Ta´bien compadre es suyo. Disparó el compadre Pedro y se oyó caer un gran bulto y un gran mugido. Se acercó corriendo y al ver a la pobre vaca muriendo, dijo "ya nos chingamos compadre", ¡no!, ya se chingó uste!  Dijo que era suya.

Como corolario o moraleja nos damos cuenta de que las responsabilidades a veces se delegan, otras se comparten y a otras se les da la vuelta

 

 
-