Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 53 invitados conectado
Home Año6 2001 Boletin 122
Buscar

Boletin 122 8

Comita10

Comita11
LA MEJOR FORMA DE ESTAR EN FORMA
Derechos Reservados. Julio de 2001.
D.R. © Profr. Cuauhtémoc Alcázar C. Consejero Deportivo

Para las mujeres en especial:

Me inclino a pensar que no tiene razón aquél que hizo por primera vez el comentario que “la belleza no tiene más que la profundidad de la piel”. Muy por lo contrario, creo que la belleza en una mujer es un reflejo de su bienestar general, de su salud y su vitalidad básica. Por supuesto, depende de lo que signifique belleza para usted. En una época de nuestra historia se consideraba muy elegante en una mujer el que pareciera estar en peligro inminente del colapso físico. Después, la belleza se hizo más robusta, se suponía que una mujer bella era placenteramente rolliza, siendo considerado (su grado de robustez) como una señal de prosperidad y buena posición social.

Las ideas actuales son diferentes. La emancipación de las mujeres en el siglo XXI ha dado origen a un nuevo ideal de belleza femenina, ahora admiramos a mujeres cuya apariencia muestra que son capaces y competentes... mujeres con cuerpos magros, pero fuertes, que se mueven con la gracia natural de la criatura saludable. Esta clase de belleza definitivamente tiene más que la pura profundidad de la piel. Implica postura, porte y personalidad... es la seguridad y el brillo que emanan de la aptitud, del estado de alerta y de la moral alta. Por supuesto, el atractivo femenino es algo que cada hombre juzga por sí mismo, pero creo que muchos estarán de acuerdo conmigo en que una figura bien lograda y el movimiento gracioso, contribuyen tanto al atractivo de una muchacha como una cara bonita. Lo que cuenta en realidad es el encanto... esa mezcla sutil compuesta de atributos tanto físicos como mentales, que se refleja en postura, movimientos, modales y voz.

Todo esto puede parecer muy distante de los ejercicios que yo les recomiendo, pero no lo está en realidad. Como el ejercicio cambia a una persona tanto física como mentalmente, influye de manera directa en los factores físicos y personalidad que son el secreto del encanto femenino. No estoy vendiendo milagros, es obvio que el ejercicio solo no puede cambiarla por completo y transformar su personalidad; pero, además de la mejoría física, el ejercicio puede ayudarle a ganar confianza en sí misma y darle un sentimiento de complacencia serena. Es cierto que el ejercicio no puede y no debe hacer de usted una persona esencialmente distinta. Pero puede y debe ayudarla a obtener lo máximo de lo que tiene y de lo que es, la clase de atractivo personal que viene de la aptitud y la salud no se limita de ningún modo a las mujeres jóvenes.

Cuando usted ve a una mujer de 50 años que parece tener 30 o una de 60 que parece (y actúa como) una de 40, lo más probable es que sea de un número cada vez mayor de mujeres maduras que prolongan su juventud por medio de atención preventiva de la salud, incluyendo el ejercicio regular. Sus signos externos de juventud que reta a la edad, la espalda recta, piel tensa y tersa en cara, cuello, brazos y piernas y los contornos elásticos de sus músculos, son evidencia de que estas mujeres no pasan todo su tiempo libre sentadas frente a una televisión llorando su juventud perdida

DD00919

Por lo tanto, las mujeres modernas tienen una necesidad particular de un programa de ejercicio sistemático tales: como el físico-culturismo femenil, la caminata, la carrera y todo ejercicio aeróbico que yo recomiendo ampliamente, han ayudado a innumerables mujeres a reducir kilos y centímetros adicionales.

Y quiero terminar diciéndoles, que se formen la idea de que el ejercicio no es sólo “algo que se tiene que hacer” sino una fuente de placer para toda la vida

DESTINOS

Derechos Reservados. Julio de 2001.
D.R. © Angel Miguel Alcaraz.
Aportación de Don Jorge Castellanos Rivera

Compartimos con ustedes este pequeño homenaje que nos enviaron para los nobles animales que son sacrificados cruelmente, ante la complacencia de gente que, por alguna razón, les gusta verlos morir en forma sangrienta

En la pradera del tiempo
el noble toro reposa;
antes, bravo becerro fue
entre jarales y rosas.
Su mayoral se lo lleva
a una plaza redonda
llena de gritos y flores
en donde la muerte ronda.

 

Un sueño de violencia
hace estremecer sus corvas,
pues un hombre con estoque
en sus aires se recorta.

 

Lugares que no conoce
lo esperan como una sombra;
toril, tendidos y ruedo
y una arena casi roja.

 

¡Toro, rey de la dehesa,
con olor a zarzamoras!,
brama, con espanto, al aire
y amedrenta a las palomas,
pues, mientras que tú te llenas
de una rabia misteriosa
y tus pisadas de furia
en horizontes rebotan,
la abandonada por ti,
tu manada pelirroja,
caminará a un sacrificio
de mugidos y amapolas;
y tu dócil compañera,
láctea ubre donadora,
llorará por los establos
una soledad sonora.
En la pradera del tiempo
El noble toro reposa...

 

 
-