Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 3 invitados conectado
Home Año5 2001 Boletin 120
Buscar

Boletin 120 6

Comita19

Comita20

VISPERA DE RESPLANDORES (3)
Derechos Reservados. Junio de 2001
D.R. © Daniel Meza Saborío

Después de una cena muy silenciosa e incómoda Rodolfo se atrevió a hablar:

- Abuelita...por que los criados le tienen miedo?
- No se, si hubieras visto como se persignaban al ver a Apolinar.
- Pero sos bien rara, ¿dónde se ha visto que se duerma en el día y despertarse toda la noche-, dijo Rebeca
- Me acostumbré a eso por mi bien-, respondió doña Francisca un poco molesta.
- En casa de mi hermano en la noche había que estar bien "vivo", si no te llevaba el tren. Un día un padre me dijo que Apolinar era malo... yo no le creí hasta el día en que lo miré, sus ojos ya no eran cálidos... cuando miré que podía ver cosas que otros no, cuando miré que podía ver el corazón de otros y vi el de mi hermano, vi en lo que se había convertido por la codicia, no usó bien lo que podía hacer. Gracias a Dios mi comadre Romelia me llevó con un curandero en las Siete Esquinas, me ayudó, me dijo que podíamos hacer cosas con nuestras cabezas...que podíamos hacer algo que no todos podían, pero que no éramos los únicos, y que debíamos callarlo por que los otros no lo iban a entender.


Rodolfo parpadeó, tragó saliva y  dijo:

- Pero entonces cómo lo supieron los demás?


Doña Francisca entrecerró los ojos

- Lo supieron por que escribí lo que miraba yo en casa de mi hermano y, por desgracia, una de las hijas de don Oscar las leyó, se lo dijo a sus hermanos, sus hermanos a sus amigos y así corrió el rumor. Mi hermano se enteró de lo que había escrito y mandó el "resplandor" hacia mi... una tarde escuché la voz de mi hermano en mi cabeza (como otras veces), lo escuché cantando una canción, después vi un gran resplandor que llenó mi cuarto, vi dentro del resplandor un jardín precioso lleno de los claveles mas grandes que haya yo visto, me deje llevar y corrí a través del jardín, corrí hasta el cansancio. Cuando vine a ver ya estaba yo muerta.


Esto hizo brincar a sus nietos, hizo que el estómago les diera una gran sacudida... hizo que sus cuerpos comenzaran a temblar...

- Abuelita que estas diciendo?, como que te moriste?... eso no es posible, si ahorita estás hablando con nosotros-, dijo Rodolfo con un tono de alarma.
- Les digo que el resplandor me llevó... y me llevó de una forma que ni yo misma me di cuenta.

- No, no abuelita- dijo Rebeca...

- Si tu estas aquí hablando con nosotros.

Doña Francisca sonrió y meneo la cabeza y dijo...
- No hijos no estoy aquí.

>>> Continuará

DD00919

LA MEJOR FORMA DE ESTAR EN FORMA

Derechos Reservados. Junio de 2001.
D.R. © Profr. Cuauhtémoc Alcázar. Consejero Deportivo

>>>Continua del boletín anterior

Consejo a los padres de familia y maestros, en especial a los de educación física ¡Preocupémonos más por los niños!. Los niños necesitan establecer tempranamente un estilo de vida y hábitos saludables; hábitos que conservarán hasta ser adultos.

Desafortunadamente, si los niños no reconocen la importancia de mantener tempranamente un estilo de vida activo, corren el riesgo de vivir un mañana menos saludable. Por experiencia propia, considero que un preescolar obeso tiene una probabilidad del 25% de convertirse en un adulto gordo, mientras que un niño obeso de 13 años tiene una probabilidad del 75% de permanecer gordo. Comprendiendo todos bien la relación entre la obesidad adulta y las enfermedades del corazón y la diabetes, nunca es demasiado temprano para colocar a su pequeño niño en el buen camino. ¿Qué podemos hacer para ayudar?

1. Conviértase en un buen modelo de conducta, usted no puede tranquilamente esperar que su niño o niña coma fruta y vegetales y hagan ejercicio si usted se sienta frente al televisor el fin de semana y se atiborra de papas y cervezas.

2. Comience un programa de ejercicios en familia o motive a su niño para que lo acompañe cuando realice su caminata o paseo en bicicleta, hagan ejercicio juntos “la familia en forma es una corriente de los 2001”. Los padres y las madres que trabajan no desean realizar ejercicio adicional lo que significaría robar tiempo al que tienen disponible para convivir con sus hijos.

3. Hagan que los niños conozcan una variedad de actividades para que encuentren la que ellos realmente disfrutan y con la que tienen éxito; una actividad que continúen disfrutando para siempre. Tal vez sea la hora de probar la actividad deportiva que a usted le gusta... fútbol, basquetbol, tenis, natación, etc.

>>> Continuará en el próximo boletín

 

PRIMERO (1 de 4)

Derechos Reservados. Junio de 2001.
D.R. © Aronzo Quijano (El pirata)

No me hagas esto. Yo soy mortal, no se tu.

Déjame decirte que tengo una flecha que necesita una diana donde dar en el centro.
La flecha de que te hablo, es firme en buena medida. En un principio fue tallada a mano y luego con el paso del tiempo conoció mejores acabados.
Disparada desde mi envejecido arco, todavía viaja a velocidades inmedibles, en ocasiones, más rápido o más lento dependiendo del viento, la temperatura y el tiempo.

Creo que no le viene mal un poco de juego.
Vamos de caza, vamos al tiro...
no te olvides de llevar tu diana.

 
-