Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 31 invitados conectado
Home Año5 2000 Boletin 106
Buscar

Boletin 106 5

Comuni12

ENTREVISTA: Manuel Nucamendi Pulido
Derechos Reservados. Octubre de 2000.
D.R. © María Antonia Carboney de Zebadúa

Que un paisano se encuentre en Alaska o en la Patagonia quizá no cause asombro, ya que siempre nos hemos caracterizado por ser “patas de chucho”. Sin embargo, que alguien de esta tierra se aventure ir a trabajar hasta Bosnia, que en recientes años libró una cruenta guerra, eso si es sorprendente.

Ese alguien es el Profesor Manuel de Jesús Nucamendi Pulido – Manolo, para quienes somos sus amigos, que estuvo trabajando en Bosnia Herzegovina. Para conocer sus experiencias en aquellas lejanas tierras, le solicité una entrevista, que más que eso fue una amena charla, entre sorbo y sorbo de humeante café.

- Manolo, ¿Cuál fue el motivo que te impulsó a desplazarte hasta Europa Oriental, concretamente a Bosnia?

- Se abrió la posibilidad al conocer a personas que están trabajando allá y que me invitaron a colaborar con ellos. Hice una visita previa a ese lugar en el otoño del 98 y fue ahí donde me entusiasmé con la idea de trabajar en Bosnia.

- ¿Cómo está actualmente la situación política en esos lugares después de la guerra?

- Bosnia Herzegovina, que es donde trabajé, es ahora una república independiente que pertenecía, hasta hace poco, a la Federación Yugoslava integrada por seis estados con cierta autonomía en su régimen interno: Eslovenia, Croacia, Bosnia Herzegovina, Servia, Montenegro y Macedonia. Eslovenia, Croacia y Bosnia están independizados ya, no así Servia y Montenegro que se conservan aún unidas a la Federación Yugoslava, como siguen llamándola.

- Este conflicto del que todos nos enteramos a través de los medios de comunicación, tardó varios años, aunque su inicio se pierde en la memoria. Tú, que estás más enterado, infórmanos.

- A fines de los 80 y principio de los 90 se da ese proceso de secesión en Yugoslavia, en términos menos violentos, más tarde, sin embargo, en Bosnia se desata una guerra cruel, tardando ésta alrededor de cuatro años, hasta que en 95 se firman los acuerdos de DAYTON, formándose un país externo, porque, de hecho, hay tres entidades que subsisten y conviven en el mismo espacio.

Por un lado, la República Srpska, donde la gente es de origen servio, de religión ortodoxa y por el otro, la Federación de Bosnia Herzegovina que está formada por la propia Bosnia y que los croatas llaman: HERCEGBOSNA, que a su vez integran dos etnias: bosnios de religión musulmana y bosnios y croatas que profesan la religión católica.

- Y en esa mezcla de etnias y religiones ¿Sus habitantes pueden convivir pacíficamente?

 

Comuni13

Se percibe muy claramente esa mezcla de religiones, filosofías e ideologías. Incluso, antes del conflicto, a Sarajevo se le llegó a conocer como la Jerusalén europea, porque ahí se percibían tantas mezquitas como sinagogas, catedrales ortodoxas y templos católicos conviviendo unos con otros con entera libertad. Desafortunadamente esto se acabó debido a la guerra. Lamentablemente también Bosnia pasó de una población de cuatro millones de habitantes en 91, al final de la contienda habían muerto o desaparecido seiscientas mil personas, aproximadamente.

- Una cantidad muy considerable.

- Por supuesto, sin considerar también los refugiados que huyeron de su patria y que son denominados la diáspora bosniana que dejó todo al no soportar tanta violencia.

>>>Continuará en el próximo boletín


DIALOGO

Derechos Reservados. Noviembre de 2000.
D.R. © Dr. José Eduardo Gómez Moreno

 

- Maestro, necesito escribir todo lo que siento
- No puedes, los escritores y poetas, tienen inspiración, ortografía, rima, métrica, consonancia
- Yo solo quiero expresar mis dolores, mis miedos.
- Escribir es para iluminados, son seres especiales
- ¿Señor que hago entonces con mi soledad y angustia?
- Aprende, la crítica es mordaz, además de justa
- este dolor que me oprime el pecho, no puede salir.
- No fuiste llamado para las letras
- Es que no quiero ser escritor ni poeta, quiero gritar mis sentimientos, mis penas, mi llanto
-
Solo algunos elegidos, tienen esa capacidad.
- Pero maestro, si el tiempo no me alcanza para aprender, ¿cómo sabrán de esta cárcel que arrastro en mi vida?
- Existen seres especiales, con preparación para filosofar y escribir de la vida, con excelsitud y maestría.

Solo en la oscuridad de mi cuarto
sentí en mis labios lo salado de mi llanto
no estoy preparado para escribir como poeta,
Esta lápida de mi soledad me esta matando.

DD00919

 
-