Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 39 invitados conectado
Home Año5 2000 Boletin 105
Buscar

Boletin 105 2

Editor5“El impulso más poderoso, en el ascenso del hombre, es el placer que le produce su propia habilidad...
Goza haciendo lo que haces bien, y habiéndolo hecho bien, goza haciéndolo mejor”

.
Jacob Bronowski. El Ascenso del
Hombre.

Editor6

COMITAN... TIERRA DE DON BELISARIO

Derechos Reservados. Octubre de 2000
D.R. © Equipo ImaginARTE

Editor7A partir del sábado 7 de octubre pasado, fecha en que se conmemoró el 87 aniversario del fallecimiento de don Belisario Domínguez Palencia, toda persona que ingrese a Comitán por el extremo norte de la Carretera Panamericana, irremediablemente se enfrentará a la imponente imagen escultórica del máximo héroe civil de México.

Ojalá que este hecho sirva como motivo de reflexión para propios y extraños; ya que el respeto a la libertad de expresión y a la verdad debe ser permanente, cotidiano y no dejarse solamente para recordarse en los discursos de las celebraciones oficiales.

Esperamos también que, con esta nueva reubicación de la estatua de Don Belisario, termine su ya largo peregrinar por lugares tan disímbolos de nuestra geografía local -como el Parque Central, el cerro Nehuestic y otros menos vistosos-, a criterio o más bien capricho de diferentes autoridades.

De cualquier forma, la imagen de don Belisario Domínguez Palencia debe ser inamovible en nuestra razón y en lo más profundo de nuestro orgullo comiteco, ya que este hombre nos ha legado el ejemplo de toda una vida como amoroso hijo, hermano, esposo y padre, como estudiante de excelencia, como médico visionario y altruista, como político incorruptible y como mártir de la libertad. A diferencia de las estatuas, este legado nadie nos lo puede quitar ni mover de su lugar.

PERSONAJES DE COMITAN: DON JORGITO
Derechos Reservados. Octubre de 2000
D.R. © Profr. Raúl Espinosa Mijangos

“ El diente miente, la cana engaña y la arruga desengaña”, dice atinadamente un refrán popular; otro cita que “caras vemos, corazones no sabemos “, refiriéndonos que a veces, nos dejamos llevar por las apariencias; es decir, en ocasiones juzgamos mal por bien y viceversa, tal como y nos sucedía con el personaje del quien hoy hablaré: Don Jorgito.

A él lo encontraba usted invariablemente en la esquina de la Biblioteca Pública, frente a una conocida zapatería, a donde todos los días llegaba con pasos cansados, más aún por la dificultad que le ocasionaba carecer de una pierna, misma que perdió años atrás a consecuencia de una intervención quirúrgica a destiempo, y que lo condenó a usar una prótesis y apoyarse en unas muletas.

Los comerciantes vecinos de este lugar, llegaron a acostumbrarse a su presencia, y a su plática, pues a don Jorgito le gustaba platicar sobre los tiempos idos, añorando sus años mozos, cuando no tenía que mendigar.

La estampa que presentaba su figura, inspiraba respeto, ternura y deseos de ayudarlo. Gracias a esto, fue adquiriendo algunos animales de pastoreo, mismos que vendía para poder ayudarse, lo curioso es que llegó el momento en que ya no necesitaba mendigar y sin embargo lo siguió haciendo. Es por ello que digo; que tras esa imagen bonachona y necesitada de caridad, vivía alguien ajeno a su apariencia.

Actualmente radica en Las Margaritas y casi ya no viene a Comitán.

Sin tomar muy en cuenta las apariencias, sigamos practicando la caridad pues recordemos aquellas sabias palabras “ Haz el bien y no mires a quien “.

Respetuosamente Raúl Espinosa Mijangos

 

Back

 
-