Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 17 invitados conectado
Home Año5 2000 Boletin 102
Buscar

Boletin 102 3

Cronic13

Cronic14

RECORDANDO NUESTRAS FERIAS Y SUS ATRACCIONES
Derechos Reservados. Agosto de 2000
D.R. © Marta Dolores Albores Albores. Cronista Vitalicia de la Ciudad

Uno de los más grandes atractivos de nuestras ferias de antaño era, el juego de la lotería, donde los novios pagaban y repartían las cartillas de la lotería a la novia y sus amigas. Un hermoso cuadro de la última cena, trastos de peltre, figuras de barro para alcancías, floreros y muchas cosas más eran los premios y era muy alegre ver como las personas salían de la feria con estos objetos en las manos y la satisfacción de haberlos ganado.

Recordando todo esto con un grupo de amistades, sentimos la nostalgia de los gritos de la lotería y empezamos a recordar la forma en que se nombraba a las figuras y el estribillo que cada una tenía.

Hicimos esta recopilación para no olvidar estos juegos y que actualmente sepan gritar la lotería como en aquellos años de nuestros recuerdos, así que “corre y va corriendo, lotería aquí salió es buena y se lo llevó”.

El que le cantó a San Pedro,no le volverá a cantar (El Gallo)
Un diablito cayó al infierno y otro diablo lo sacó, y los diablitos dijeron como diablos se cayó (El Diablo)
La dama perdió su bolso (La Dama)
Don Ferruco en la alameda su bastón quería tirar (El Catrín)
El paraguas de tía Mena cuando llueve le da pena (El Paraguas)
La sirena encantadora (La Sirena)
Súbete paso a pasito no quieras pegar brinquitos (La Escalera)
La herramienta de los borrachos (La Botella)
Tanto bebió el albañil que quedo como barril (El Barril)
El que a buen árbol se arrima buena sombra le cobija (El Arbol)
Me lo das o me lo quitas (El Melón)
De las diez para adelante ya no transita la gente, solo el hombre que es valiente y le gusta el santísimo aguardiente (El Valiente)
Ponle su gorro al niño, no se nos vaya a resfriar, porque no tengo dinero para mandarlo a inyectar (El Gorro)
La muerte quiriquiciaca pelona y flaca (La Muerte)
El que espera desespera (La Pera)
Verde, blanco y colorado la bandera del soldado (La Bandera)
El bandolón de Solís (El Bandolón)
Creciendo se fue hasta el cielo y como no fue violón tuvo que ser violoncello (El Violoncello)
La garza pescuezo de hule (La Garza)
El pájaro chirlo mirlo (El Pájaro)
La mano que aprieta gana (La Mano)
La bota fuerte de un charro (La Bota)
La luna tuerta de un ojo (La Luna)
El que ayer le enseñe hablar hoy me quiere remedar (El Cotorro)
Vino que del cielo vino tú me agobias tu me matas tu me haces andar a gatas pero yo siempre te empino (El Borracho)
El que se comió el azúcar, la música toca y toca y el negrito baila y baila (El Negrito)
Dos corazones heridos puestos en una balanza, el uno pide justicia y el otro pide venganza, un corazón mal herido solo con llorar descansa (El Corazón)
Señora de su sandía regáleme una tajada que agua se me hace la boca de verla tan colorada (La Sandía)
El que goza de dos cueros (El Tambor)
Seco torcido y salado (El Camarón)
Las jaras tiró Cupido (Las Jaras)
El músico trompa de hule ya no me quiere tocar (El Músico)
Atarántamela a palos no me dejes llegar, el que no cuida su casa de arañas se va a llenar (La Araña).
El soldado está de guardia (El Soldado)
La Estrella Polar del Norte (La Estrella)
El caso que te hago es poco (El Cazo)
Este mundo es una bola y nosotros un bolón (El Mundo)
El apache meco meco (El Apache)
Al nopal lo van a ver sólo cuando tiene tunas (El Nopal)
No lo toques con la mano, tócalo con un palito porque es animal maldito el que pica con la cola (El Alacrán de Durango)
Del cielo cayó una rosa y la levanto Petronilo si quieres vivir tranquilo no tengas mujer celosa (La Rosa)
Con los restos de mi suegra voy hacer una escalera para bajar a su tumba y escupir su calavera (La Calavera)
La campana llama a misa (La Campana)
Tanto va el cántaro al agua que al fin se rompe (El Cántaro)
El venadito al brinco tres y dos son cinco (El Venado)
La cobija de los pobres el sol cachetotes de pozol (El Sol)
El sombrero de los reyes (La Corona)
La chalupa en Xochimilco ya se nos quería voltear (La Chalupa)
Los pinos en la alameda se mecen y se remecen, así se mecen los hombres cuando de pasión padecen (El Pino)
El que por la boca muere (El Pescado)
La palma real de Colima (La Palma)
Upa y upita y pensó anoche la regué y hoy amaneció floreando, el que nace pa’ maceta no pasa del corredor (La Maceta)
Ahí está tu arpa ya no toco (El Arpa)
La rana que se resbala y el sapo que no le avisa (La Rana mujer del sapo).

Cronic15

Back

 
-