Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 30 invitados conectado
Home Año5 2000 Boletin 101
Buscar

Boletin 101 5

Expres14

CARTA AL BOLETIN ImaginARTE
Derechos Reservados. Agosto de 2000.
D.R. © Profr. Jorge Agustín Melgar Durán

Estimado Xavier:

Como toda promesa es deuda y toda deuda debe de ser cumplida, así que, a raíz de la comida que organizó el Ateneo de Ciencias y Artes de Comitán A.C., como inicio de nuestra feria de agosto y que tuvimos el honor de tenerte entre nosotros como socio activísimo, me dispongo escribirte estas líneas con el único afán de refrendar mis felicitaciones por la publicación de tus hojas culturales, que ya van, creo, más de 100, en donde incluyes toda una gama de manifestaciones que agilizan la cultura y no la sitúan como expresiones rigurosas e ilegibles. Creo, que ante la modernidad y la nueva dinámica social que convivimos, no es posible investir al arte, a la ciencia, a la filosofía, o en suma, al arte de pensar y reflexionar, en un virtual laberinto en donde la juventud no pueda incursionar con soltura y propiedad.

Tal es el caso, en primera mano, del TACHILGÜIL del maestro Bonifaz, que con candente simpatía, hay ocasiones en que nos hace reflexionar del porqué de algunas cosas cotidianas, pero significativas en nuestro mundo singular o el editorial que manejas para señalar asuntos relevantes en nuestro medio o LOLITA ALBORES, nuestro querida CRONISTA DE LA CIUDAD, que permanentemente nos traslada a tiempos añejos de aquel COMITÁN y sus comitecos con su propia identidad y salsa de “cositías” o el maestro NÁJERA que independientemente de su juventud, se propone a escudriñar aquellos viejos rostros llenos de colorido o los poemas reflexivos de LALO GÓMEZ o de LUIS DANIEL o el incomparable RAÚL ESPINOZA que ha rescatado lo que todos recordamos y convivimos con aquellos personajes con sabor a tiempo.

Cultura, precisamente es eso, el movimiento dinámico en todos los estratos ya que en cada punto de forma, palabra o pensamiento, persiste un mensaje trascendental que todos recordaremos y que otras generaciones le darán otra magnitud, otro sentido

Por ello me congratulo por la diversidad de acciones que se han proyectado hoy en nuestros días: “IMAGINARTE A COMITÁN”, “EL PAPALOTE” , “EL IV FESTIVAL BALÚN CANÁN”, “VOS”, “CoCo” “LA FERIA DEL LIBRO” y ahora el ATENEO DE CIENCIAS Y ARTES DE COMITÁN A.C., que no tiene otra finalidad que la de abrir otro espacio de manifestación cultural, sin subestimar los ya establecidos, que como hermanos mayores, tendremos que apoyar y fortalecer con transparencia y sinceridad.

Muchos amigos no concordaron con esta creación, pero creo que para dirimir diferencias, hay que controlar temperamentos y pasiones; resentimientos y amarguras y ver las cosas tal cual son, sin proponer milagritos de ríspidas controversias que conlleven a afectar la buena voluntad de excelentes artistas en espera de su justa oportunidad.

Crear enfrentamientos gratuitos no es la modalidad que debamos aceptar en estos momentos. Lo que sí es necesario es trabajar por nuestro medio, a través, por un lado, sustentados por una razón plural y por otro, que ya es tiempo, la búsqueda de la excelencia en donde, creo, para muestra un botón, el “IV FESTIVAL BALÚN CANÁN” con pasos maduros lo está logrando a través de la expresión universal.

Con mi respeto y afecto de siempre. Jorge Melgar.

 

DD00919

 

 

 

.

ENTRE LOS AÑOS 60 Y 70

Derechos Reservados. Agosto de 2000
D.R. © Dr. José Eduardo Gómez Moreno

Estos años transcurrieron en forma demasiado aprisa, Comitán tenía aproximadamente 16,500 habitantes, casi todas las familias se conocían en toda la región. Se contaba con la Escuela Secundaria y Preparatoria que funcionaba en lo que hoy es la Casa de la Cultura, los maestros eran respetados y conocidos, muchos de ellos autodidactas de gran capacidad. Terminar la preparatoria en esos entonces era ser bachiller, la graduación era un evento relevante, el baile de riguroso “esmoquin”, se traían orquestas de renombre, más la marimba de moda.

 

La mayoría del pueblo concurría, los noviazgos nacían, las madres sin embargo decían “novia de estudiante nunca esposa de profesionista”, ya que quien aspiraba continuar estudios superiores debería partir al D.F., para presentar examen de admisión en la U.N.A.M. o el I.P.N.

 

Era famosa la Sociedad de Estudiantes Comitecos Radicados en el D.F., que coronaban a su reina en el mes de diciembre en otro evento esperado con beneplácito por la juventud comiteca. Se iniciaba la radio que era una novedad, la radiofusora X.E.U.I.

 

En el mes de agosto se celebraba la feria principal del pueblo, con eventos de futbol y basquetbol con la participación de equipos de Guatemala y alguna otra ciudad del Estado. En esa época las serenatas eran eventos importantes, las mejores marimbas deberían ser contratadas con tiempo, los preparativos de estas serenatas eran muy especiales, los amigos de quien daría la serenata iniciaban con una pequeña cena que facilitaba el novio, se conseguía una bebida “espirituosa” en la cantina llamada Rincón Brujo, esta bebida llevaba el nombre de” humo en tus ojos”, que ponía a quienes lo bebían en un estado muy especial.

 

Las melodías de estas serenatas eran escogidas con anterioridad en una lista; por ejemplo, se iniciaba con Valencia, Murcia, Despierta, Consentida, Celos, en fin música que despertaba la pasión de la novia, mientras tanto los amigos con demasiado”humo en tus ojos” en el estómago, gritaban el nombre del novio y de la novia, así como alguien a quien le había pegado demasiado la bebida, empezaba a orinar frente a la casa, todo esto sin embargo era apacible.

 

Comitán contaba con el mercado Primero de Mayo y con personajes característicos del pueblo, como el fotógrafo, un señor mudito quien tenía una manta con paisaje, el consabido caballo de madera, el vestido de china poblana, así como el traje de charro; también otro personaje muy especial era quien predecía el futuro con papelitos que sacaba un pequeño pajarito amaestrado, los indígenas tojolabales acudían principalmente con su pareja para que les leyeran su suerte. Este mercado en su parte posterior contaba con un gran lote baldío donde tiraban los desperdicios de los puestos y fondas, la gente a cielo limpio también hacía sus necesidades fisiológicas, por esto siempre estaba lleno de zopilotes que se disputaban la comida.

 

A partir de 1968, las condiciones fueron cambiando, la ciudad fue creciendo a pasos agigantados, cambiando su fisonomía, así como las costumbres, todo es diferente, pero algunas cosas persisten y otras han mejorado. Comitán ha sido renovado para bien o para mal, este pueblo tiene su encanto para propios y extraños y la vida continúa su peregrinar

 

 
-