Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 25 invitados conectado
Home Año5 2000 Boletin 098
Buscar

Boletin 098 5

Comuni14

LA MAGIA DEL INTERNET Y LA COMUNICACION
Derechos Reservados. Julio de 2000
D.R. © Profr. Juan Manuel González Tovar

"Una bella historia de amor filial y paternal"

¡Que hermosa es la vida! que nos permite tener experiencias por demás agradables y reconfortantes, al comprobar de cómo es posible lograr situaciones positivas, las que en otros tiempos y circunstancias, serían prácticamente imposibles.

Todo empezó un 9 de abril de este año 2000, cuando al revisar los buzones de mi correo electrónico, me encontré un mensaje proveniente de San Antonio Suchitepéquez, Departamento de Mazatenango en Guatemala C.A. Una persona de nombre Carlos Armando Chapetón Quintana, se dirigía al centro de soporte de Internet de Comitán para intentar un servicio social a favor de una Mexicana de nombre Lucía Hernández Vázquez de Batres, que hacía casi 40 años de no saber nada de su familia residente en este municipio de Comitán, especialmente de su padre Sr. Pablo Hernández y hermanos, ya que su señora madre había fallecido tiempo atrás.

Al conocer del caso, lo primero que hice fue darlo a conocer a través del programa de radio "Dígalo Usted Mismo", esperando tener alguna respuesta, a pesar de que los datos eran muy confusos, sobre todo porque se referían a un lugar de nombre Bolsa Palma, que para mí era totalmente desconocido. Poco a poco fueron surgiendo informaciones que se iban perfilando en la ubicación del supuesto lugar, mientras tanto y gracias al Internet, se estableció comunicación directa con el Sr. Chapetón en Guatemala, para mantenerle informado del avance en la tarea que tomamos a cargo.

El tiempo transcurre sin mayores logros, únicamente saber que la colonia Bolsa Palma se ubicaba en los alrededores de la comunidad de Francisco J. Mújica, en la región baja de este municipio y nada más.

Cuando todo parecía que no se lograría nada, ocurre un detalle que hizo posible retomar el caso con mayor fuerza, el 20 de mayo de este año, en un viaje a la presa La Angostura con mis amigos "Mulututes" pasamos por Francisco J. Mújica y ahí preguntamos que por dónde estaba la Colonia Bolsa Palma y ¡oh sorpresa!, era el mismísimo lugar en el que estabamos parados. Pues ni tardos ni perezosos le platicamos a un señor de nombre Melesio y su esposa de todo lo anterior y, ellos amablemente se dieron a la tarea de buscar a Don Pablo Hernández y familia. Al siguiente día ya se tenía información exacta y fidedigna de la existencia del papá de doña Lucía, lo cual transmití tan pronto se pudo a Guatemala.

Gracias a la información que me proporcionaba Don Carlos Chapetón, me enteré de la emoción que la noticia generó en la Sra. Lucía y familia allá en Guatemala y las ganas de ver cuanto antes a quien no sabía nada cuarenta años atrás, lo cual se concretó felizmente el sábado 10 de junio en la frontera con Guatemala, gracias al apoyo del Sr. Chapetón y su gentil esposa Ingar, quienes trasladaron hasta esta ciudad de Comitán a la Sra. Lucía, su esposo Samuel y a la más pequeña de sus hijas, la amable y simpática Dolly.

Ahora, a unos cuantos días de esta experiencia, es posible rescatar varios aspectos:

* el Internet puede servirnos para apoyar las más sentidas causas de la sociedad;
* que la radiodifusión es un maravilloso medio de comunicación que hace posible conjuntar esfuerzos en beneficio de quienes más lo necesitan;
* que en los seres humanos, existen nobles sentimientos que no se pierden a través del tiempo;
* y que uniendo esfuerzos entre todos, podemos lograr que algunos sueños que parecen imposibles, sean una hermosa realidad.

 

Back

 

Comuni15
EL SILENCIO
Derechos Reservados. Julio de 2000
D.R. © Dr. José Eduardo Gómez Moreno

Sentí frío y
me acurruqué en tus brazos
llegó la nostalgia y
puse mi cabeza entre tus senos.

Escuche el palpitar
de tu corazón
arrullándome en su
rítmico compás.

Tuve necesidad de tí
repegándome entre tus muslos
sentí el bálsamo
de tu calor.

Me sentí vacío
desesperado, investigué
dentro de ti, en busca de tu alma
sólo mi llanto, recordó tu olvido.


QUIERO SABER...

Derechos Reservados. Julio de 2000
D.R. © José Daniel

Quisiera saber muchas cosas,
cosas que jamás comprendí,
cosas que tú me enseñaste
y que nunca las aprendí.

Quisiera saber qué soy en tu vida,
que fui yo en tu vivir
si alguien que trajo alegrías
o alguien que te hizo sufrir,
tal vez en mí encontraste
cariño, amor y felicidad
o quizás entre tantas cosas
sólo una lágrima más.

Dime qué fui en tu camino
qué fui yo en tu caminar,
tal vez en tu libro vivido,
entre tantas hojas...
sólo soy una página más.

 
-