Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 20 invitados conectado
Home Año4 2000 Boletin 094
Buscar

Boletin 094 4

Comuni14

Crónica de un vuelo / 7 de febrero de 2000
Derechos Reservados.
D.R. © Antonio Argüello Mora
Comitán, Chiapas. Febrero de 2000

Escribir sobre algo que uno quiere y añora no tiene ningún mérito, se hace fácil, cuando uno se dirige a un pueblo de larga tradición histórica, donde cada comiteco es un embajador de la amistad y de la hidalguía, recorrer sus calles evocando y añorando aquellas horas felices de nuestra niñez ya lejana. Recordando aquellas caricias de nuestros seres queridos, ver aquella casona señorial, donde asistimos a nuestra primera fiesta, aquella ventana donde plantamos la marimba para dar serenata, esa banqueta que nos recibió burlona cuando tropezamos y caímos de bruces, aquella risa franca de la muchacha que sabía que por ella perdimos el paso. Ya no se escuchan los cascos de los caballos, el silbidito avisando que ya están listas para ir a misa las muchachas, la radio y la televisión acabaron con aquella costumbre de ver quien pasa a través de las cortinas de las ventanas, lo único que nos queda de recuerdo a los viejos es el cantar de las campanas de los templos.

Hoy la ciudad de Comitán es una ciudad moderna, dinámica, donde no se olvida lo principal que es la tradicional cortesía del comiteco y la fraternidad que reina nos sabe y nos enseña que es un privilegio el haber nacido en ella. Exclamaciones de sorpresa no cesan, Universidad, Colegio de Bachilleres, Conalep, Cebetis, Parabólicas, Internet, Aeropuerto, Boulevard, Carreteras, Balnearios, Paseos Arqueológicos, Centro Cultural “Rosario Castellanos”, Aldea Infantil, Bibliotecas, Estadios Deportivos, Esculturas Modernistas (por favor que Luis no haga la marimba).

La invitación llegó por fax, enviada por el Gobierno del Estado, el automóvil llegó justo a tiempo a mi domicilio en Tlalnepantla, Estado de México. Al llegar al aeropuerto vimos las caras serias de los funcionarios de Gobierno, el Sr. Ing. Javier Utrilla Alvarado, el Lic. Mario Uvence Rojas, Don Octavio Moreno Moreno, Don Leopoldo Borrás, el Lic. Mario Montes de Oca Trujillo, el Arq. Ismael Delfín Cristiani, pero los más serios de todos el Sr. Presidente Municipal Don Arnulfo Elías Cordero Alfonzo, el Sr. Diputado Lic. Juan Carlos Gómez Aranda y no se diga del Sr. Gobernador Lic. Roberto Albores Guillén. Pero ya en pleno vuelo, pudo más el chispeante humorismo comiteco y aquello se volvió una fiesta, donde las sonrisas de las azafatas, el champagne, el vino español, los antojitos comitecos, hicieron una verdadera fiesta, ¿cómo no se me ocurrió llevar una marimba?, pues es lo único que nos faltó.

El piloto anuncia que estamos a unos minutos para llegar a Comitán, saco la vídeo y aquello provocó risas y las entrevistas que pensaba realizar se convirtieron en chunga, huateque, fandango y mitote. Qué televisa, ni qué canal 13, nada más el canal 8. Don Roberto, Don Arnulfo Elías y Don Juan Carlos prendieron la mecha y las carcajadas y las risas ponían en peligro el avión. Con todo y niebla. Aeromar llegó justo a tiempo. Los embelequeros comitecos estaban de plácemes, abrazos, discursos, vivas, sonrisas, música, felicitaciones. De aquel caos surgía la voz de Lolita Albores, declamando Canto a Chiapas; vivir esos instantes y compartirlo con Xavier González Alonso, el esforzado Capitán de una pléyade de comitecos que lograron llevar a buen término la hazaña de que Comitán tenga un Aeropuerto que va a ser Internacional, con salidas diarias a la capital del país. En general la experiencia vivida es inolvidable. Hasta San Caralampio se levantó para ver que estaba pasando, es más creo que estaba también dando abrazos.

PERSONAJES DE COMITAN: El Güenesh
Derechos Reservados
D.R. © Profr. Raúl Espinosa Mijangos
Comitán, Chiapas, Mayo de 2000

Dice el refrán que “cae más pronto un hablador que un cojo...”, sobre todo cuando alguien acostumbra mentir con demasiada frecuencia, y más aún cuando alguien hace de la mentira, su única forma de sustento.`

En Comitán como en muchas otras ciudades, existen personas que debido a su precaria situación económica, se ven en la necesidad de mendigar pero también hay personas que han caído en las garras de algún vicio y desafortunadamente para satisfacer las necesidades de éste, pierden un poco la vergüenza y también se ponen a mendigar, tal y como lo hace el personaje de quién hoy hablaré: “El Güenesh”.

A Don Aurelio Sántiz Cruz le llaman “El Güenesh” por su manera desaliñada de vestir, este personaje es originario de Santa Rita, Municipio de la Trinitaria. Él se dedicaba a la agricultura y debido a lo duro de este oficio prefirió venirse a radicar a Comitán, donde supuso encontraría una mejor forma de vida. Para su desgracia no encontró oportunidades de subsistencia y se entregó al alcoholismo, enfermedad de la cual pocos salen bien librados.

Actualmente Aurelio Sántiz “El Güenesh”, deambula por las calles de Comitán tratando a toda costa de conseguir unas monedas que ayuden a desahogar su sed de beber. Él se acerca a usted y le cuenta alguna historia por demás trágica, que necesita comprar unas medicinas, que debe completar su pasaje de regreso a su tierra (por cierto, siempre dice un destino diferente), que le acaban de robar sus cosas, que tiene cinco días sin probar bocado, que tiene un pariente enfermo, que acaba de salir de la cárcel, en fin, muchas cosas en las que si usted trata de indagar preguntándole se dará cuenta de que esta mintiendo.

Quizá alguna de estas historias sea cierta, no debemos juzgar, lo cierto es que como él, hay muchos y creo que dándoles dinero les fomentamos más su vicio y les procuramos una eterna ociosidad.

Creo que lo correcto es ofrecerles algún trabajo, (quitar la chilca de las banquetas, por ejemplo), para que puedan ganarse algunos pesos, bueno eso si no salen huyendo, como el Güenesh, que pone pies en polvorosa cuando escucha la palabra “trabajo”....

 

Respetuosamente.

Comuni15Raúl Espinosa Mijangos.

 

 

Back

 
-