Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 21 invitados conectado
Home Año4 2000
Buscar

Boletin 086 5

Derechos Reservados.
D.R. ©1974-2002
González De la Vega
Comitán, Chiapas
Tel y Fax: (9) 632 02 00
Email: Editor del Boletín
Publicación quincenal 
Distribución gratuita.
Tiraje: 1,500 ejemplares
Página Principal del Boletín
encabezado_boletin

PAGINA 5

Publicación sobre el pasado, presente y futuro de Comitán y la Región Fronteriza de Chiapas ®
Año Cuatro No. 86
1a Quincena de Enero de 2000
Fam. González De la Vega

SAN SEBASTIAN
Crónica : Dr. José Eduardo Gómez Moreno
Comitán, Chiapas, Enero del 2000

Regresar al Contenido

 

 

 

 

 

 

 

 

Regresar al Contenido

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Regresar al Contenido

Son las diez de la mañana, a paso cansado Don Carlos va llegando a la banca del parque central, en espera de Don Javier, al arribar éste se saludan efusivamente y se sientan...

Sabes Javier me quedé picado con los recuerdos, me estuve acordando de algunas otras cosas muy características del pueblo; por ejemplo, los otros templos que tenemos le daban nombre a los barrios: El Calvario, San José, Jesusito y San Sebastián.

Bueno Carlos ahí tienes, San Sebastián era otra de las ferias grandes de Comitán, era muy especial. Me acuerdo que ahí donde esta ahora el Centro de Salud, en los primeros días del mes de enero, armaban la Plaza de Toros; se hacía un paseo por las calles principales con los toreros alternantes, los hombres se ponían celosos, ya que las muchachas se prendaban de estos, la gente llenaba a reventar la pequeña plaza, frente a la cual en una casa había un árbol de chulul. Los dueños de la casa cobraban cincuenta centavos para poder subirse en lo alto de sus ramas y ver la corrida, se decía entonces “está cuajado el chulul de tanto mirón”, los niños buscaban rendijas o agujeros en la madera para poder medio mirar, todo alrededor del parque de San Sebastián se llenaba de puestos de las zacatecas, los juegos mecánicos de los hermanos Vaquerizo eran una novedad, los puestos de jocote y nanst curtidos, algodón de parís, las cenadurías con antojitos comitecos. Como en todas las ferias principales, se hacía un gran baile de gala para la coronación de la reina, las entradas de flores y velas tocaban a un barrio cada día; venía mucha gente de otros lados, arriba del parque se hacían corridas de cintas en bicicletas, atravesando un cable colgaban argollas con listones con diferentes premios, muchas señoritas eran las madrinas en la entrega de los premios, la marimba sonaba por las mañanas y las noches alegrando a los concurrentes. Esta feria era muy alegre, desgraciadamente, todo ha ido cambiando.

Es cierto Javier, pero el barrio de San Sebastián, también es uno de los más viejos de Comitán, me acuerdo que había hermosas casas con sus grandes corredores internos, su tejado de doble desagüe, construidos de bajarec, los portales que están a un costado del templo y los de enfrente de la Iglesia le daban un toque especial a esta plaza. A un costado del templo, en la cuchilla que se forma, también había un portalito, ahí había una carpintería donde se fabricaban los barriles para el transporte de agua y aguardiente. Alguien, sin tomar en cuenta la historia de este barrio, destruyó el local haciendo una construcción que no trasciende en nada. Las calles eran empedradas, pero como se hacían antes: bien hechas; las banquetas eran de lajas, se veían hermosas.

Frente al Kiosco, siguiendo esa calle, se llegaba a la cañada que viene desde el centro cruzando todo el pueblo, por donde estuvieron unas canchas de tenis y pasando por el Puente Hidalgo. Allí corría un arroyito que aumentaba su caudal en época de lluvia; ahora ya se secó, pero ahí desaguan las aguas negras regando una gran cantidad de casas con el beneficio de sus olores. Arribita del puente se encuentra una especie de triángulo invertido, en medio existe un pozo de aguas limpias que surtía a esta región del pueblo. En la cañada que se forma a un costado de la avenida que nos lleva al lugar del eterno descanso, también habían dos pozos; ¡quien sabe que pasaría con ellos!, a ver si no sufrieron lo que pasó con el otro pozo que le llamaban la Pileta, que estaba afuera de un terreno con un gran bosque de árboles de roble, este pozo surtía de agua limpia a una gran parte de la gente que vivía por esta zona. Ahora ya lo rellenaron y lo pavimentaron, sólo queda una cruz y el bosque sólo es un recuerdo. Ahí en temporada de lluvias, en la cañada que se forma donde inicia la Gasolinera Comitán y donde brota un ojo de agua, corría un arroyo. Ahora esas cañadas están llenas de basura.

Como ves Javier Comitán, cuenta con bastantes ojos de agua, pero no ha habido quien se preocupe por hacer un estudio serio para aprovecharlos debidamente. En cambio, hacen proyectos rimbombantes donde dicen gastan dinerales. Hubo un Presidente Municipal que gastó en esto del agua más de cinco mil millones de los viejos pesos, -de aquellos que valían-. Sin embargo, el pueblo sigue padeciendo la falta de agua, y el presidente creo lo premiaron con un puesto mejor. Así es la política “a la mexicana”; con la deforestación criminal que hacen, con la destrucción de los pozos, cada vez va a ser más difícil esto del agua.

Cierto Carlos pero lo que pasa con nosotros es que siempre hablamos a toro pasado, criticamos pero no proponemos soluciones, acuérdate que los pueblos y las naciones, tienen los gobiernos que se merecen ¿No crees?

Si Javier, pero ya nos desviamos de la plática, ya son las dos de la tarde, mañana nos vemos mejor.

Comuni16

 
-