Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 14 invitados conectado
Home Año1 1997 Boletin 015
Buscar

Boletin 015 2

Página de la Cronista de Comitán

Enero, mes de sentadas y toros... Doña Lolita Albores

Derechos Reservados
D.R. © Marta Dolores Albores Albores. Enero de 1997.
Av. Central Dr. Belisario Domínguez Nº 41, Barrio de El Calvario, Comitán, Chiapas, México. C.P. 30000.

Escrita especialmente para esta temporada, la siguiente crónica revive escenas de 1940

Enero, por aquellos tiempos, era el mes de las sentadas y de los toros

A partir del 6 de enero comenzaban, por los diferentes barrios de Comitán, las "Sentadas" o "Sentones" del Niño Dios... Los que habían sido padrinos en la "Nacida", se organizaban para la Sentada. Se pedía prestado el Niño y se le llevaba a vestir con especialistas en este arte, como las señoritas Cancino, Doña Damiana Morales y otras personas, que entregaban al Niño sentado en un risco de madera, hecho a base de diferentes palitos de todos tamaños.

Para adornar el sitio de la sentada, se extendía una manta almidonada o papel de china, cubierto de escarcha o diamantina. El Niño vestía con traje de bebé, de pastor o de rey, dependiendo del gusto y el presupuesto de los padrinos.

El Niño era llevado de la casa del primer padrino hasta la casa del dueño de la imagen, caminando por las calles y cantando una letanía. Esta procesión se acompañaba con cohetes, luces de bengala, farolitos y niños vestidos de pastorcitos llamados "chujitos", que era el nombre que se daba a los indígenas de Guatemala.

La procesión era recibida en la casa del festejo con el nacimiento ya renovado, para poner en el lugar de honor el risco de madera con el Niño sentado en medio. Después del rezo, todos participaban con bonitos cantos al Niño. El más conocido:

"En el portal de Belén,
el Niño está sentadito,
es el que bajó del cielo,
el más hermoso infantito".

Después de esto, con atronadora cohetería y vivas al niño y a los padrinos, empezaba el reparto de copas de mistela, horchatas, hojuelas con miel virgen o temperante; todo llevado por los padrinos. No faltaba la música de mandolinas y guitarra o de marimba.

Reinaba la alegría y la amistad en estas fiestas y, algunas veces, el Niño era "robado" para una segunda sentada, organizada por la persona que se llevaba la imagen. Así, las "Sentadas de Niños" se prolongaban por todo el mes de enero, hasta el día de la Candelaria, el 2 de febrero.

Alrededor del 10 de enero, se empezaba a hablar de la Feria de San Sebastián, de los "estrenos" para ir a los toros y empezaba la construcción del corral de toros, en el sitio donde hoy está el Centro de Salud. Por ello, ese terreno, que durante todo el año permanecía baldío, se conocía como el "Patio de Toros de San Sebastián".

Para el día 12, empezaban las entradas de flores en el templo, se construía el jacal a la puerta del mismo, e iniciaba el armado de los puestos de la feria. Esto iba acompañado de la llegada de los juegos mecánicos, las loterías y demás juegos... Destacaban en esta fiesta los caballitos con sinfonía, movidos con una manivela que servía para activar al mismo tiempo la caja de música. Así, nos montábamos en lanchas, caballitos, venados y chivos de madera, para dar vueltas y saludar a nuestros familiares y amigos.

Así era enero, mes de las primeras alegrías del año, de las cabañuelas y de los mil recuerdos de aquel Comitán de 1940.

 

 

 

 

 

 

WB00789_

WB00790_

 
-