Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 11 invitados conectado
Home Año4 1999 Boletin 079
Buscar

Boletin 079 2

Editor5

COMITAN Y LAS PRECAMPAÑAS POLITICAS
Derechos Reservados. Septiembre de 1999
D.R. © Xavier González Alonso.

CONTENIDO

Aunque es bien sabido que la política no es nuestro tema preferido, en la actualidad resulta ineludible el asunto de los precandidatos, puesto que los encontramos hasta en la sopa... Solamente nos falta que, como cuando vino el Papa, nos ofrezcan estampitas de los precandidatos en las bolsas de papas fritas. Así, tal vez la persona que llenara un álbum con sus imágenes y pensamientos de campaña, podría aspirar a un hueso o, al menos, una cena en Los Pinos.

En efecto, la mercadotecnia y el papel de los medios masivos de comunicación han contribuido a cambiar las estrategias de las campañas políticas, al grado de que vemos al posible futuro presidente de México haciendo el ridículo en programas cómicos, con tal de estar “en la jugada”. En este nuevo circo mexicano, se ha intentado de todo, desde emular al padre Hidalgo con el estandarte de la Virgen de Guadalupe, lo cual es totalmente ilegal de acuerdo con el COFIPE, hasta desprestigiar a su propio partido con los dimes y diretes de los precandidatos que parecen estar jugando a “písele la cola al compañero”. El debate de los cuatro precandidatos del partido oficial fue verdaderamente patético... Dos de ellos evidentemente de relleno se centraron en criticar al sistema del cual ellos mismos han formado parte, mientras que los dos precandidatos fuertes y viables se dedicaron a darse de “labastidazos” y “madrazos”.

Lo triste de todo esto es que, para los chiapanecos, el tema crucial que es la solución al conflicto social que ya lleva casi un sexenio, ni siquiera se mencionó ni en el debate, ni de manera seria y profunda en alguna otra presentación o evento político. Todo mundo sigue evitando el tema para no decir que no tienen la más mínima idea de cómo resolverlo.

Nosotros creemos que, en el fondo, a los chiapanecos no nos interesa cuál de los precandidatos ha robado más o es más mentiroso, sino más bien esperamos que se presenten alternativas serias para solucionar en definitiva el conflicto en el estado, estableciendo responsabilidades, compromisos y fechas. Si seguimos por el camino del descrédito político y la mercadotecnia barata en su contenido y carísima en lo que nos cuesta a los ciudadanos, que los partidos no se pregunten después por qué hay tanto abstencionismo a la hora de votar.

Finalmente, en cuanto a las futuras elecciones presidenciales, nuestra percepción es que en Comitán las opiniones están bastante divididas. Habiéndole echado una cubetada de agua fría a la “cargada” inicial, parece que los diferentes actores políticos se dieron a la tarea de estudiar mejor su Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (COFIPE). Con ello se le ha dado más seriedad y solidez al proceso electoral y se avanza en el camino de la democracia; todavía largo, azaroso y plagado de personajes que no acaban de entender que Chiapas y México necesitan un verdadero cambio. 

CONTRASTE
Derechos Reservados. Sep. 99
D.R. © Profr. Carlos Nájera

hoja2.5

CONTENIDO

hoja2.6

Son aquellas sombras interminables, donde el sol, difícilmente logra penetrar alguno de sus rayos, es allí donde el oro verde de la región, se confunde con el follaje infinito de la sierra.

Deambulaba silenciosamente entre la irreconocibles veredas de aquellos extensos sombríos; dos diminutos luceritos fijos, perdidos entre la niebla que confunden su futuro incierto.

 

Su tez morena, de escasos años de vivir, su carita sucia; cubría su cuerpo con andrajos irreconocibles, por el paso cruel del tiempo.

En su andar, el camino dejaba huellas en sus pequeños piecesitos descalzos, que apenas lograba erguirlo en su existencia.

En una manita, arrastraba un cordón cafezusco negro obscuro con la idea remota de lo que una vez fue un carrito, pues las ruedas de aquel hermoso juguete, nada más giraban en la imaginación del niño, propulsado con un motor capaz de atravesar el límite de la inocencia de cualquier infante.

Sigilosamente, sentado a la orilla de aquel serpenteado camino que va en busca del cielo donde habita San Pedro; nos observaba identificándonos extrañamente, fuera de su hábitat y con una manita extendida hacia enfrente de su cuerpecito nos hacía ademanes, despidiéndonos y a la vez buscando la respuesta de lo que no conocía. Aquí es donde el tiempo escribe con tinta de miseria la imborrable memoria de la historia ancestral de toda una generación.

Es aquí donde el producto de la región, se cotiza en dólares; y el hambre recoge las migajas de la miseria para sobrevivir.

Donde encontraremos, miradas profundamente tristes de angelitos morenos de la sierra. 

Colibrí.

CONTENIDO

 
-