Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 18 invitados conectado
Home Año4 1999 Boletin 075
Buscar

Boletin 075 3

Cronic7 Cronic8
Asilo de Ancianos del Sagrado Corazón
Derechos Reservados. Julio de 1999.
D.R. © Marta Dolores Albores Albores
En el año de 1970, por iniciativa de Monseñor Carlos J. Mandujano se funda el Asilo para Ancianos del Sagrado Corazón, en el Barrio de San Sebastián de esta ciudad.

La Sra. Engracia Albores donó el terreno y una altruista mujer comiteca radicada en Guatemala, la Señora Zoraida Herrera, proporcionó el dinero para la construcción , lo cual se complementó con varios donativos particulares. Adicionalmente, el entonces gobernador de Chiapas, Cronic9Dr. Manuel Velasco Suárez, autorizó apoyos consistentes en equipo de camas y mobiliario; y algunas agrupaciones de mujeres comitecas radicadas en el D. F., ayudaron con la compra de algunas ropas de cama.

Así, en esta forma empieza a funcionar el Asilo bajo la supervisión de un Patronato, siendo su Presidenta la Sra. Elva Cristiani de Torres, su Secretaria la Sra. Carmen Ortiz de Mandujano y su Tesorera la Señorita Clara Luz Ortiz, quienes hasta la fecha siguen en su altruista labor, ayudadas por otras damas como vocales entre las que se cuentan las señoras Rosita Guillén de Cristiani, Elena Guillén Vda. de Pulido, Leticia de Pulido, María de los Angeles Carboney, Sara Argüello y Señorita Flor de María Guillén Melgar, quienes constantemente están realizando rifas y eventos que les proporcionan recursos para sostener la operación del asilo. Algunas personas de nuestra comunidad aportan ayudas mensuales en forma de un donativo y el DIF Municipal, que también toma parte en las actividades, contribuye a sostener los gastos mensuales que son aproximadamente de veinte mil pesos. Sin embargo, debemos reconocer que este Patronato logra con mucha dificultad conseguir los recursos necesarios y que, en muchas ocasiones, sus integranteCronic10s tienen que aportar algo más, ya que los ancianos que allí viven son personas que no pueden aportar ninguna ayuda.

Para que tenga usted una idea de las necesidades que enfrenta cotidianamente el asilo, considere que los ancianos están siendo atendidos por tres madres Franciscanas, a quienes se les da una gratificación mensual, hay una cocinera, una lavandera, un mozo y un ayudante de limpieza, que tienen un sueldo mensual. Dos veces por semana los visita un médico y una enfermera y los medicamentos se solicitan a una farmacia que les pasa la cuenta a fin de mes, siendo un promedio de tres a cuatro mil pesos el costo de los medicamentos que se necesitan. El sacerdote llega una vez por semana a celebrar misa y atender a los ancianos en sus problemas espirituales. Anualmente se les hace festivales con motivo al día de las madres, Navidad, día del anciano y aniversarios de la fundación del asilo.

Muchas personas bondadosas visitan a los ancianos llevándoles ocasionalmente algunos bocaditos, pero lo que verdaderamente necesita este Patronato es mayor aportación económica de manera regular, la que se puede entregar a la tesorera señorita Clara Luz Ortiz o pedir que pasen a recogerlo mensualmente.

No olvide que su ayuda será de gran utilidad por pequeña que sea, no podemos saber si algún día nosotros o un familiar puede tener la necesidad de vivir en este asilo, además recuerde que Dios recompensa la ayuda que damos. Pueden comunicarse con cualquier persona integrante del Patronato y ofrecer su ayuda; ellas llegarán a su casa a recogerlo.

 

DD00919

 
-