Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 13 invitados conectado
Home Año1 1997 Boletin 014
Buscar

Boletin 014 2

Página de la Cronista de Comitán

La Reja de Papel de China... Crónica por Doña Lolita Albores

Derechos Reservados
D.R. © Marta Dolores Albores Albores. Enero de 1997.
Av. Central Dr. Belisario Domínguez Nº 41, Barrio de El Calvario, Comitán, Chiapas, México. C.P. 30000.

La Reja de Papel de China

No podemos saber con precisión de dónde y cuándo empezó esta tradición en Comitán... yo sólo se que desde niña, en los días de cumpleaños rompíamos la reja de "papel de china" que mi madre, hermanas y sirvientas ponían en la puerta de la festejada, adaptando la reja al tamaño de la persona.

Así, una mitad de la puerta primero y después, si era necesario, la puerta entera era cerrada por una reja de tiras de papel de china de colores chillantes... tiras entrelazadas y pegadas con cera cantul (o cera de Campeche) formaban una reja como la de las prisiones. Otras veces, era una reja de papel picado que se compraba donde Don Caralampio Rubio, quien la entregaba en una bolsa de papel periódico, con su respectivo pedazo de cera y los recortes de papel picado que servían como confeti, para tirarlos sobre la homenajeada cumpleañera. También se tiraban sobre la persona, pétalos de flores y más confeti comprado aparte.

La reja debe datar de mucho tiempo atrás, pues recuerdo que, cuando yo era chica, la gente mayor ya comentaba de lo antiguo de esta tradición...

Desde luego, romper la reja el día del cumpleaños tiene un significado muy hermoso, pues se refiere al momento en que se rompen las membranas de la fuente en el seno materno y salimos a la luz de la vida exterior... Así, se celebra con alegría de haber llegado al mundo, al salir de lo obscuro de la recámara a la luz del día.

Muchos comitecos radicados fuera, suelen llevar sus rejas de papel picado para no perder esta bella tradición.

Los familiares de Don Caralampio Rubio siguen haciendo las rejas con las herramientas que él les dejó, como los sacabocados de diferentes formas

(hojitas, ruedas, cuadritos).

También otras personas fabrican las rejas picadas y así esta costumbre se ha ido propagando en muchos lugares. Como complemento a esta tradición, se acostumbra ahora poner a la persona festejada ("a la del día") una corona de flores.

Esta costumbre nos llegó de Tuxtla Gutiérrez, por el año de 1930, cuando Don Pedro Marín, Jefe de la Oficina Federal de Hacienda (que en ese tiempo se comocía como "la Oficina del Timbre"), vino a Comitán con su familia. Ellos se relacionaron con todo mundo por ser una familia muy agradable y fueron ellos quienes nos enseñaron la costumbre de coronar la víspera del día del Santo a la persona festejada, en una alegre reunión que organizaban los amigos... En correspondencia, la festejada invitaba a una comida o cafecito que, desde luego, se convertía en otra animada fiesta. Doña Lupita Gallegos, con sus hijos René y Amelia, también contribuyeron a difundir esta costumbre.

Ojalá que estas bonitas tradiciones no se pierdan... era tan hermoso oir el ruidito del papel cuando lo estaban pegando, el "cuchicheo" de las personas que esperaban ver salir a la dueña del día, ya preparadas con el confeti o pétalos de flores en las manos, el tizón listo para quemar los cohetitos o triques y, si era con marimba el festejo, oir los discretos bolillazos de afinación, o bien el disco ya puesto para que, al salir a romper la reja, todo empezara a sonar entre alegría y abrazos...

La reja quedaba colgando rota, como señal para todo el que llegara a la casa de que había cumpleaños que festejar... y de que se había cumplido con la tradición de la Reja de Papel de China...

WB00789_

WB00790_

 
-