Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 45 invitados conectado
Home
Buscar

Boletin 012 2

Página de la Cronista de Comitán

Navidad en Comitán... Crónica por Doña Lolita Albores

Derechos Reservados
D.R. © Marta Dolores Albores Albores. Diciembre de 1996.
Av. Central Dr. Belisario Domínguez Nº 41, Barrio de El Calvario, Comitán, Chiapas, México. C.P. 30000.

Navidad y Año Nuevo en Comitán... hace 75 años

Por los años de 1920 a 1930, todos los niños de Comitán sabíamos del viejito de la Nochebuena... que nos dejaría, si nos portábamos bien, un regalo bajo la almohada. La noche del 24 de diciembre, un regalo consistente en un juguete, galletas o dulces, una prenda de vestir o artículos escolares. Con gran alegría se levantaba la almohada y ahí estaba el paquete que dejaba el viejito, esto en recuerdo del nacimiento del Niño Jesús.

Recordamos las Posadas en la Iglesia Parroquial, en las que se tocaban los pitillos, se salía a la procesión de los santos peregrinos con velitas y se adornaba la iglesia con cortinas de pashte, manzanitas ensartadas y farolitos de papel de china.

En las casas, las familias reunidas frente al nacimiento, hecho con olorosas ramas de ciprés, adornadas con ramas de lima y naranja, lagunas de vidrio, carneritos de algodón, casitas de caña de zacate, conchas, caracoles, caminos de arena y cal y pastores de trapo o traídos de Guadalajara, cuevas, llanuras de lamita y el hermoso Niño Dios hecho en Guatemala; niños de carne rosada y grandes pestañas.

La "Nacida del Niño" se hacía con procesión, letanías y bellos villancicos, cantados por niñas y niños vestidos de pastorcitos, que llevaban panderetas hechas con tablas y corcholatas de refresco aplanadas.

Después del rezo, se repartían copitas de mistela, hojuelas rociadas con miel virgen o temperante, café, ponche y horchatas de arroz y pepita de melón. Luego vendría la "Sentada del Niño", en un risco con tela almidonada, aserrín teñido de verde, pinitos de ixtle y el brillo escarchado de diamantina. Con cantos, cohetes y estrellas de papel, se iba por el niño a donde lo tenían los padrinos, para llevarlo al nacimiento. La fiesta de la "Sentada" era más formal; se servían tamales, hojuelas de rosa, ponches de piña; y se ponía música o se tocaban marimbas, mandolinas o teclado. En muchas ocasiones, alguien se "robaba" al Niño para tener otra nueva fiesta cuando se encontraba.

Con los años fueron cambiando las costumbres... se empezó a oir de "Santa Claus" y empezó a usarse el árbol de navidad, cena con pavo y ensalada de Nochebuena. Se empezó con los intercambios de regalos y las preposadas.

Cronic2

Las manzanitas se volvieron "tejocotes", el pashte se le empezó a llamar "heno" y las conexiones eléctricas suplieron a los farolitos. Adornos navideños preciosos dejaron atrás a los ramos de limas y naranjas y el incienso se cambió por "spray", nive seca o pelo de angel.

La Misa de Gallo con la nacida del Niño... un ángel lo llevaba a la Iglesia, llena de gente que desde muy temprano llegaba a ganar lugar. Entonces, el Niño nacía a la media noche... Hoy la Misa de Gallo es a las diez de la noche.

Se celebraban cuatro Posadas con bailes organizados por grupos de señoras y el baile del 31 de diciembre lo hacían los jóvenes en el salón del Cine Olimpia. Se repartían muy bonitas invitaciones y en el baile había guardarropa, bastonero y dos de las mejores marimbas... era el mejor baile del año.

Antes de las doce de la noche se repartían, entre las señoritas asistentes, papelitos para la rifa de una banda que llevaba escrito "Señorita 1926" correspondiente al año en curso. La señorita agraciada con el número de la suerte recibía la banda y pasaba a tocar las doce campanadas que finalizaban el año, con una campana previamente preparada en el mismo salón. La luz eléctrica se iba apagando poco a poco, para despedir los últimos momentos del año y, luego, se encendía con toda intensidad para recibir el nuevo año.

Uno de los jóvenes despedía el año con palabras alusivas y, entre abrazos y júbilo, el baile se prolongaba hasta las dos o tres de la mañana... Enel templo, repique y cohetes anunciaban, a la media noche, el término y principio del Año Nuevo.

 

WB00789_

WB00790_

 
-