Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 23 invitados conectado
Home Año2 1997
Buscar

Boletin 037 5

hoja5.12
Tío Esteban... Cuarta Parte. (Su retorno a Comitán)
Derechos Reservados. D.R. © Ing. Armando Alfonzo Alfonzo. Diciembre de 1997.
Ciudad Satélite, Estado de México.

CONTENIDO

RETORNO A COMITAN

Tío Esteban ayudó, siempre, a sus padres y a sus hermanos y hermanas; durante su estancia en la ciudad de México ayudó a que su hermano Rafael estudiara la carrera de odontología. La enfermedad de mi abuelo Benito hizo que abandonara la capital el año de 1921 y volviera a su tierra natal, Comitán.

En Comitán tomó el puesto de maestro de capilla y, además, se dedicó a impartir clases de piano y violín, actividades con las que se ganaba la vida. Hecho todo un pianista y compositor, fue calurosamente acogido en los círculos de la alta sociedad comiteca por lo que el llamaba a la música, su profesión, “la llavecita de oro”, la que le abría todas las puertas de los círculos sociales.

CORO DE LOS HERMANOS ALFONZO

Con sus hermanos Alfonso y Javier y sus hermanas Concepción, Isabel y Elena, integró un conjunto coral de muy buena calidad. El les dio a todos ellos los conocimientos musicales y artísticos necesarios para tal fin. Mi padre tenía una potente voz de bajo, tío Alfonso era un brillante tenor y tía Isabel era una soprano natural; las tías Concepción y Elena, aunque no poseían cualidades especiales, si poseían una muy buena entonación y un perfecto sentido del ritmo y la cuadratura. Las primeras actuaciones en público de este conjunto coral se dieron durante las fiestas que en septiembre de 1921 se realizaron en Comitán para celebrar el primer centenario de la consumación de la independencia.

SU VIDA CONYUGAL

Cortejó a una de sus alumnas: Ofelia Albores Culebro, hija de don Arnulfo Albores y doña Eloisa Culebro, familia de terratenientes, dueños de la finca “Acashnajab” en la tierra fría y de la botica “La Constancia”, fundada en 1880. Su noviazgo se desarrolló en Comitán, en Acashnajab y en algunas de las fincas cercanas como “Tepancuapa”.

Tío Esteban y tía Ofelia contrajeron matrimonio el 12 de agosto de 1926 y procrearon a Guadalupe, Julia, Mario Luis y Flor. Vivieron en una amplia y cómoda casa ubicada en una de las esquinas del cruce de la 7a. avenida y de la 14a. calle, en la parte norte del barrio de “San Sebastián”, en sus límites con “Jesusito” y “San José”.

En la sala de esta casa se instaló un hermoso piano de cola marca “Ronish”, que permaneció a monseñor Belisario Damián Trejo, quien fue párroco de nuestra ciudad durante muchos años hasta que se exilió en Guatemala por la persecución del gobierno anticlerical de Victórico Grajales. El piso de la sala de esa casa era de gruesos y anchos planchones de madera; el ajuar también de madera fina y muy buena factura, y junto al piano, sobre los muros, lucían dos enormes cuadros de reproducciones de pinturas con temas relativos a la música; completaba el decorado un gran espejo de forma rectangular y excelente luna. La sala de su casa era el lugar más importante y pronto se convirtió en el centro de muchas actividades

CONTENIDO

hoja5.13 hoja5.14

CONTENIDO

 
-