Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 49 invitados conectado
Home Año2 1997
Buscar

Boletin 031 3

hoja3.34
Niños Héroes, Anexión, Grito y Desfile
Derechos Reservados. D.R. © Marta Dolores Albores Albores. Septiembre de 1997.
Ave. Central Dr. Belisario Domínguez No 41, Barrio de El Calvario, Comitán, Chiapas, México. C.P. 30000.

CONTENIDO

Desde el día 13 de septiembre, empezaban en Comitán los festejos patrios con la ceremonia en el parque central en honor a los Niños Héroes. Esto fue así hasta que se construyó el monumento a los héroes de Chapultepec en la Colonia Miguel Alemán, en donde hasta ahora se sigue realizando.

El día 14, día de la Mexicanidad Chiapaneca o la Anexión de Chiapas a México, se acostumbraba una serenata de gala en el Parque Central y el baile anual del Club de Leones de Comitán (fundado en 1951), en el que varias señoritas portaban la bandera de diferentes países, con las que participaban también en el desfile del día 16.

El 15 de septiembre, noche mexicana y la Ceremonia del Grito de la Independencia que, por muchos años, fue dado por la reina de las fiestas patrias y, posteriormente, por el señor Presidente Municipal, desde el balcón principal del Palacio.

En la década de los treinta, se acostumbraba que el señor alcalde fuera quien llevara la bandera nacional, presidiendo el desfile y seguido de todos los empleados municipales, estatales y federales, el resguardo aduanal muy bien uniformado, las escuelas con los niños llevando banderitas en las manos, las maestras en las banquetas cuidando a los niños y luciendo vistosos parasoles, dos o tres señores a caballo vestidos de charros y los carros alegóricos de los diferentes barrios adornados con laurel y motivos patrios.

Hubo un año en que un grupo de señoritas vestidas de indígenas comitecas desfilaron en una carreta tirada por bueyes, el parque central se llenaba de gente así como todas las banquetas desde San Sebastián hasta Santo Domingo, esperando desde las 9 de la mañana para estar en primera fila y ver el desfile. Se acostumbraba llevar a los niños vestidos de charros y las niñas de chinas poblanas.

No faltaba Don Enrique Caballero que cada año se vestía de charro en estas fiestas y Don Francisco Herrera, hombre de gran tamaño y potente voz, más conocido como Panchón, quien al término de los actos cívicos “asaltaba” la tribuna y exhortaba al pueblo a ser patriotas. Personajes inolvidables en el recuerdo de los comitecos a quienes nos tocó verlos.

Cuando ya hubieron escuelas superiores, el desfile adquirió más contingentes con abanderadas, bandas de guerra de secundarias y preparatorias, así como agrupaciones como la Asociación de Charros.

Hoy, con la participación del glorioso ejército mexicano, gozamos de un desfile muy bonito.

Fue en 1977 cuando ya no se pudo pasar frente al balcón de palacio, desde donde el Presidente y funcionarios municipales solían presenciar el desfile. La construcción de la nueva plaza obligó a la construcción de un estrado o templete desde donde las autoridades presencian ahora el desfile.

El día 16, desde muy temprano, la gente se apuraba en sus quehaceres para poder ver el desfile. Sin embargo, con la llegada de la televisión, muchos prefieren ver el desfile de la Ciudad de México. Ya no hay esa ilusión y alegría de ver desfilar a los hijos uniformados de las diferentes escuelas, cansa estar parados, molesta el sol, la juventud no se interesa mucho en presenciar estos actos cívicos...

Ojalá que este año reviva el fervor patrio, como nos lo proponen todos los medios de comunicación, para que el pueblo goce como antaño, sintiéndonos muy mexicanos y contestando al grito de independencia con gran alegría. Demostremos que nos da gusto ser mexicanos y que en Comitán seguimos respetando las costumbres, tradiciones y alegrías pueblerinas...

...somos provincianos, ¡no lo olvidemos!.

CONTENIDO

 
-