Joomla ServiceBest Web HostingWeb Hosting
Tenemos 14 invitados conectado
Home Año2 1997
Buscar

Boletin 028 3

hoja3.38
La Fiesta de Santo Domingo y sus cambios
Derechos Reservados. D.R. © Marta Dolores Albores Albores. Agosto de 1997.
Ave. Central Dr. Belisario Domínguez No 41, Barrio de El Calvario, Comitán, Chiapas, México. C.P. 30000.

CONTENIDO

Desde el 20 de julio de 1556, los frailes dominicos nos dejaron como santo patrono de Comitán a Santo Domingo de Guzmán y, desde entonces, se acostumbran las festividades religiosas en honor de este personaje, su novenario que principia el 27 de julio, para terminar el 4 de agosto, día dedicado a este santo. En su honor, en Comitán habían muchos Dominguitos y Dominguitas, nombre que en la actualidad ya no se acostumbra poner a los niños.

En el año de 1921, se empieza a celebrar la Fiesta de Santo Domingo, como reina de la simpatía a la Señorita Soledad Mandujano Pinto. En los siguientes años no hubo reina sino hasta 1934, cuando se le denominó Feria Comercial de Agosto y salió electa por votación como reina la Señorita Ofelia Culebro Ortiz. En ese año hubieron concursos, encuentros deportivos en la cancha del palacio municipal, exposición ganadera y artesanal, quema de globos y juegos pirotécnicos, no faltando las kermeses, donde los enamorados bañaban de confeti a las muchachas, se obsequiaban curtidos y dulces, los cofrecitos de las “zacatecas” llenos de confites, las loterías, carrusel de caballitos... Todo esto rodeando al parque central.

Como no había tanto carro ni transportes urbanos, a nadie molestaba que las calles quedaran tapadas para su circulación por diez o doce días. El día principal de la Feria, las familias iban a cenar enchiladas, ponches, butifarras con chile en vinagre, empanadas de manjar... y los novios invitaban a la familia de la novia a estas cenas.

Las personas de las comunidades rurales tomaban de las mesitas con ventas llamadas “garitas” diferentes productos como las cuartitas de mistelas y refrescos de la “Brisa Chiapaneca”, la fábrica de gaseosas de Comitán,inolvidables las de color verde.

Los chamulas compraban en esta feria bestias mulares que se vendían en el patio de toros, donde hoy se encuentra el Centro de Salud y de allí, traían al muleto frente al templo y entraban a pedir con grandes rezos en su dialecto a Santo Domingo, para que el animal resultara bueno. Mucho nos divertía verlos caminar con su muleto frente al templo.

Ahora creo que sería motivo de susto y de crítica ver este espectáculo.

Con los años, la feria fue cambiando. Ya los puestos estorbaban a la circulación y en el año de 1976 se celebró en la Colonia Miguel Alemán.

Y, cuando ya estuvieron listas las instalaciones especiales para la Feria, en 1984, la feria desde entonces se ha llevado a cabo con menores molestias para la ciudadanía y con sus reinas y festejos cada año.

En aquellos años de inicio de la Feria, el palenque de gallos era cosa de hombres y las mujeres nunca asistían a ese espectáculo. El palenque se realizaba en el barrio de la Pila y oíamos decir “ganó el gallo de don fulano” y que se iban a pelear por las apuestas. Actualmente, el palenque es uno de los más grandes atractivos de la Feria y a él asisten las señoras con sus esposos, los amigos y hasta los jóvenes. ¡Qué bueno que ahora todo mundo pueda ir a estos eventos y que los gocen!.

Los nombres de la Feria se han ido cambiando con el tiempo: Feria de Santo Domingo, Feria Comercial de Agosto, Expo Comercial y Ganadera, hasta llegar al bello nombre de Feria de la Marimba y las Flores.

Pero, como se dice ahora, que no se olvide el motivo. Hay que enseñar a los niños y a los jóvenes que deben entrar al templo a saludar al santo patrono, a persignarse con tata Domingo, como dice la gente humilde y pedirle por que nuestro Comitán -que puede cambiar el nombre de su feria, pero no nuestras tradiciones y costumbres- se conserve unido y viviendo en paz.

v

hoja3.39

CONTENIDO

 
-